publicidad

“El país quiere un cambio pero lo quiere en paz”

Aylen Bucobo / noticias@laverdad.com
Ante la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente cree que no hay pueblo vencido ni sociedad derrotada. El también comunicador social considera que hay una necesidad de que la dirigencia de la Unidad se reorganice en su visión de hacer política 

Foto: Archivo

Para Jesús “Chuo” Torrealba, exsecretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el problema de la coalición de partidos de la oposición es la táctica en la conducción de la dirección política de la sociedad democrática. A su juicio, no hay pueblo vencido ni sociedad derrotada luego que el 30 de julio se eligiera la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) después de cuatro meses de lucha en la calle. 

El también comunicador social que propuso la reestructuración de la MUD en los últimos meses del 2016 y lideró parte de la oposición en el proceso de diálogo desarrollado el año pasado, considera que “el reto del venezolano es vencer la manera madurista de hacer política” con liderazgos colaborativos. Ante la fata de concurriencia de la sociedda ante el último llamado a la calle reflexiona que “el país quiere un cambio pero lo quiere en paz”.

Además, desataca que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) no se congregó para redactar un nuevo texto constitucional, en esencia solo aprueba propuestas presentadas por el constituyente Diosdado Cabello. “Esa ANC es una suerte de Gobierno de facto”. 

¿Fue un error cambiar la vocería de la MUD de alguien que no pertenecía a ningún partido a alguien que si representa un partido?

-El problema no es la vocería sino la coherencia política. Lo importante es seguir avanzando en la congruencia en su conducción.

¿Cree que en este momento es necesario reestructurar nuevamente la MUD? 

-Creo que estamos en un momento de crisis política extremadamente grave, en un momento de estas características es urgente y vital que la estructura que se tiene en la MUD funcione y que las personas y los partidos que la integran estén conscientes de la inmensa responsabilidad que tienen. No se trata de estar haciendo ejercicios organizacionales o cambios de naturaleza cosmética, sino de que se pongan de acuerdo para seguir haciendo el trabajo de lucha.

¿Considera que el problema táctico de la conducción es el problema que tiene la MUD?

-Sí tiene problemas tácticos en la conducción, pero básicamente los elementos fundamentales de la crisis venezolana son los mismos, el régimen es incapaz de capitalizar en su provecho ninguna situación que ocurra, por otro lado el país que exige cambio siguen siendo inmensamente mayoritario. 

¿Que está planteado en la Unidad?

-Está planteada una necesidad de que la dirigencia se reorganice en su visión del proceso político, reconozca los errores y rearticule su propuesta a la sociedad, eso es demasiado importante porque la MUD es la dirección política de la sociedad democrática. Deben corregir y aplicar elementos necesarios para mejorar y darle continuidad a la única estrategia que nos ha llevado a lograr la victoria que es la estrategia democrática, pacífica y electoral. 

¿El capital social que logró la Mesa de la Unidad en los últimos cuatro meses se perdió? Pudo evidenciarse en la convocatoria del último trancazo. 

-La MUD logró movilizar al país no solo en los últimos cuatro meses sino en los últimos años, como en el 2016 con la jornada del referendo revocatorio que fueron memorables, las que hubo en el 2015 con las elecciones parlamentarias. En este momento no solo es cuestión de la capacidad de movilización de los partidos de la alianza democrática sino que hay que revisar elementos de conducción táctica.

¿Qué pasó con la convocatoria del último trancazo?

-Si convocaron el 16 de julio a los venezolanos a votar y se produce una movilización masiva de 7.6 millones de venezolanos y luego llamaron a un trancazo, es obvio que el país está emitiendo un mensaje claro. El país está diciendo queremos cambio pero lo queremos en paz, queremos cambio pero a través del voto. Ese es un mensaje claro y poderoso.

¿Y las respuestas del 16 de julio quedaron solo en papel?

-Lo importante es la acción, el mensaje más importante no son las respuestas de las preguntas que se hicieron en la consulta sino que esa cantidad de personas se atrevieron a votar a pesar de que era un proceso que el Gobierno no iba, sino que el que hiciera acto de presencia era opositor corriendo un peligro, como el caso de la enfermera Xiomara Scott asesinada en Catia durante la jornada.

¿La negociación ahora es solamente una ilusión de aquellos que creen en un acuerdo entre Gobierno y oposición?

-Todo aterriza en un planteamiento central, la búsqueda de la negociación, eso es lo requiere el apoyo todo el mundo para una transición pacífica a la democracia. Si tenemos a un pueblo que quiere un cambio a través del voto y al mundo respaldando a la oposición democrática en el país. Aquí no hay pueblo vencido ni sociedad democrática derrotada que cada vez es mayor. El reto del venezolano es vencer la manera madurista de hacer política, con liderazgos colaborativos.

¿Cree que las regionales se celebrarán?

-Hay que ponerse en los zapatos de cada estado, dejar de hacer una política caraqueña, donde no hay gobernador y están acostumbrados a que la cara del poder es Maduro pero en el resto del país hay una realidad distinta. En la actual coordenada política el tema de la elección de los gobernadores la decisión de la oposición de participar llevará al Gobierno a poner obstáculos en el camino para que esas elecciones no se realicen. El Gobierno estaba contando que la oposición tuviera problema o se fracturara para que no participara o concurriera dividida. Además las regionales no son producto del Gobierno ni de la voracidad de los partidos, son un derecho de los ciudadanos y creo que la oposición va a ganar el 90 por ciento de las gobernaciones. 

¿Qué lectura le da a la manera de cómo se está conduciendo la Asamblea Nacional Constituyente?

-A la luz de los anuncios que ha hecho el señor Maduro Moros, el señor Cabello y la señora Delcy Rodríguez está demasiado claro que la Asamblea Nacional Constituyente, ni es asamblea, ni es nacional, ni es constituyente. Me explico, no es asamblea porque las decisiones se toman de manera vertical, abre la sesión, hacen la propuesta, levantan la mano y la cierran, no hay debate. No es nacional porque es el resultado de una elección no competitiva, allí está es un pedazo de país y minoritario, no es representativa de la totalidad del país. No es constituyente, su objetivo y vocación no es la redacción de un texto constitucional, sino que esa ANC es una suerte de Gobierno de facto.

 

Más noticias

  • MUD y gobierno discuten hoy un “CNE equilibrado”

    12:00am

    Luis Florido y Simón Calzadilla, diputados de la AN, dicen que el Poder Electoral debe ser un árbitro confiable y que no firmarán un documento sin una salida comicial. La Unidad espera la excarcelación de 114 presos políticos, un tema “más tangible” en el que podría ceder el Gobierno

  • El Aissami: Alcalde que “se pase de la raya” enfrentará a la justicia

    12:00am

    La declaración la pronunció durante un acto de juramentación de alcaldes ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), tras lo cual quedaron "ya en funciones". Y dijo que "no puede haber impunidad, (sino) justicia"

  • Maduro llega a Cuba para reunión del ALBA

    14/12/2017 07:15pm

    El presidente de la República y su esposa llegaron desde Turquía al aeropuerto internacional José Martí de La Habana, donde fueron recibidos a pie de pista por el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama