Diario La Verdad

publicidad

“Vuela alto, Paúl, donde el odio no te alcance”

Aylen Bucobo / Maracaibo / noticias@laverdad.com
Germán Moreno, padre del joven, expresó que hoy se suma a las familias que perdieron un ser amado en la lucha por un mejor país. Amigos, compañeros, profesores y autoridades universitarias de LUZ rindieron un homenaje a Paúl Moreno, quien murió tras ser embestido por una camioneta que atravesó una barricada

Los restos mortales de Paúl fueron llevados a la Universidad del Zulia.  (Fotos: Carlos Sosa)

Los Cascos Cruz Verdes como es conocido el grupo de Primeros Auxilios de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia (LUZ) mostraron ayer cruces negras: los compañeros de Paúl René Moreno Camacho (24) están de luto.

En sus rostros brotaba el llanto sin parar, sus miradas ahogadas de lágrimas reflejaban el dolor y en sus caras la expresión de impotencia. Desde ayer el grupo de primeros auxilios lleva el nombre del joven que murió luego de ser embestido por una camioneta cuando descansaba sentado en una isla en la avenida Fuerzas Armadas, donde terminaba la represión contra una manifestación que hizo la oposición. Desde ayer ya no era el número 31 del grupo de auxilio, sino el 1.

La comunidad universitaria retiró el cuerpo de Paúl René de la morgue forense. 

Sus compañeros, amigos, familiares y la comunidad universitaria rindieron un homenaje al estudiante que cursaba el quinto año de Medicina, su acto estaba pautado para el próximo año. Sin embargo, ayer las autoridades universitarias le impusieron la medalla de Médicos LUZ 2018. 

Paúl: noble, paciente, valiente, héroe, rebelde y guerrero, fue definido así por Giovanny Valera, coordinador del equipo que se dedica a asistir heridos y lesionados en las movilizaciones. 

La Medicatura Forense de la Facultad de Medicina estaba rodeada de batas blancas, eran los compañeros de la escuela que esperaban el cuerpo del joven de 24 años. Frente a la morgue desplegaron una bandera de Venezuela, colocaron coronas de flores blancas y amarillas y sobre ellas el Casco de Cruz Verde de Paúl junto a los implementos con los que salvaba vidas. 

Algunos de los presentes se despidieron del joven escribiendo sobre una tela blanca que albergaba en el medio el símbolo del equipo de primeros auxilios. Más tarde arribó al lugar una pancarta grande que expresaba: “Paúl Moreno, Héroe”. En los alrededores de la morgue cantaron, aplaudieron y resaltaron que la muerte del estudiante no fue en vano. 

A las 10.25 de la mañana fue entregado el cuerpo a familiares y amigos, la multitud recibió el ataúd con aplausos. El féretro fue montado en el carro fúnebre. Los estudiantes, la comunidad universitaria y docentes marcharon desde la Medicatura Forense hasta la plazoleta del rectorado nuevo, donde se ofició una misa de cuerpo presente.

Una multitud llevó el ataud de Paúl Moreno hasta el rectorado nuevo de LUZ. 

Los restos de Paúl fueron rodeados de aplausos y de reconocimiento al servicio que prestó al prójimo en pro de salvar vidas: “Vuela alto, Paúl, donde el odio no te alcance”, se escuchó entre el silencio sollozo alrededor de la morgue. 

Héroe

Su mamá, Marlene Camacho, esperó en el rectorado nuevo el cuerpo de su hijo junto a otros familiares. Su reacción sorprendió a todos los presentes, cuando de repente al observar el féretro en vez de desvanecerse, gritó saltando con los brazos hacia arriba: “Ese es mi hijo, es un héroe”.

El presbítero Diuber Martínez, capellán universitario junto al padre José Palmar, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, celebraron la eucaristía. “Hoy Paúl se suma a la vida de los mártires y héroes… estoy convencido que Dios está con nosotros, del lado de la verdad, la justicia y la paz, pronto saldrá el sol para Venezuela”, aludió el padre Martínez. Antes, el sacerdote Palmar lamentó la muerte del joven y aseguró que el fallecimiento de universitarios no enfriará las calles. 

De héroe calificaron los familiares y amigos a Paúl. 

Al finalizar la misa, Germán Moreno, padre del estudiante de Medicina, dirigió unas palabras, apenas podía sostener el micrófono con sus manos que temblaban en medio del quebranto de su voz. Recordó los valores que tenía su hijo: "Era un joven talentoso, respetuoso, como todo joven libre en sus decisiones". 

Agradeció el homenaje que realizaron sus compañeros. Lamentó no poder besarlo y abrazarlo el día de su graduación. “Hoy soy parte de esas familias que pierden un ser amado en la lucha por un mejor país”. Pidió madurez e instó a los miembros de los Cascos Cruz Verde a no rendirse y continuar.   

Duelo

La Universidad del Zulia junto a la Facultad de Medicina decretó tres días de duelo desde el viernes hasta mañana. Jorge Palencia, rector de la institución, reconoció que el país está perdiendo el relevo generacional con las muertes de los jóvenes en medio de las manifestaciones. Responsabilizó a los cuerpos de seguridad del Estado. “Los organismos de seguridad se están excediendo al límite”. Sergio Osorio, decano de la Facultad de Medicina, manifestó su pesar por el fallecimiento del estudiante. “Estamos consternados y conmovidos por esta tragedia”.  

Familiares y amigos lloraban desconsolados la pérdida de su ser querido. 

Sepelio

Los restos de Paúl Moreno están siendo velados en la funeraria La Calendaria al lado de la iglesia que lleva el mismo nombre, ubicada en San Jacinto. A la espera de su único hermano, el periodista Carlos Moreno, quien tiene previsto arribar hoy al país desde España. Familiares desconocían cuándo sería sepultado y en qué cementerio. Aún no lo decidían. Caída la noche, la comunidad universitaria hizo una vigilia en la funeraria.

Más noticias

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama