Diario La Verdad

publicidad

“Si nos cierran la puerta, nos metemos por la ventana”

Agencias / José Alejandro Urdaneta / Maracaibo / jurdaneta@laverdad.com
Delcy Rodríguez, canciller de la República, viajó a Argentina para la reunión del Mercosur y aseguró que no se le puede prohibir su participación porque su país tiene la presidencia pro tempore del organismo y denunció que se pretende dar un golpe de Estado contra los pueblos

Delcy Rodríguez, canciller de la República, insistió que participará en la reunión de Mercosur aunque no haya sido invitado su país.

Delcy Rodríguez, canciller de la República, aseguró que Venezuela se mantiene firme en la defensa de sus derechos e intereses como Estado parte del Mercado Común del Sur. 

"Seguiremos ejerciendo la presidencia pro témpore del Mercosur hasta que se den las condiciones para el traspaso (a Argentina)", señaló la canciller. 

Señaló que no se le puede prohibir su participación en la reunión porque Venezuela tiene presidencia del organismo. Agregó que su país no necesita invitación para ningún encuentro. 

“Si nos cierran la puerta, nos metemos por la ventana. Nos ponemos nuestros zapatos de goma y entramos”, comentó. 

Su pronunciamiento, transmitido por Telesur, lo hizo en medio de una concentración de movimientos sociales en Buenos Aires, a las afueras de la Cancillería argentina, en apoyo a Venezuela y en exigencia del respeto al derecho legítimo de este país como miembro pleno del Mercosur, a propósito de una reunión de cancilleres del bloque prevista para este 14 de diciembre y que convocó la nación argentina sin el conocimiento de Venezuela y a la que no se le permitirá su participación por no estar invitado. 

Rodríguez dijo que viajaría a Argentina para defender los derechos de los pueblos y no un puesto en el organismo. 

Venezuela está en ejercicio de todos sus legítimos derechos como Estado parte del organismo, pese a las maniobras impulsadas por los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay que han conformado una triple alianza para intentar aislar a la nación venezolana, con la excusa de que no ha "internalizado" la normativa mercosuriana, aun cuando la nación bolivariana se adhirió al 95% de las leyes del bloque en cuatro años, a diferencia de países fundadores como Brasil y Paraguay que en 25 años registran un promedio de incorporación de 50 %.

"Los libertadores marcaron el destino de nuestros pueblos que está llamado a la unidad y a la integración, que no puede ser otro sino que marchar juntos en la construcción de la patria grande. La razón histórica de nuestros Libertadores se va a imponer, el camino de integración de nuestros pueblos se va a imponer, y ese es el mismo espíritu que hemos sostenido los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) cuando hoy se cumple el 12 aniversario de su aniversario", aseveró Rodríguez.

Más noticias

  • Partidos españoles piden aplicar la Carta Democrática

    12:33pm

    Representantes de tres de los partidos mayoritarios en España, y un grupo de opositores venezolanos dieron hoy su apoyo en Madrid al informe del presidente de la OEA, Luis Almagro, y reclamaron la activación de la Carta Democrática en Venezuela

  • Congresistas rechazan presencia de militares venezolanos

    12:12pm

    Congresistas colombianos de diferentes filiaciones políticas criticaron hoy que militares venezolanos hubiesen cruzado la frontera y levantaran un campamento en territorio de este país, y exigieron al Gobierno tomar acciones inmediatas para defender la soberanía nacional

  • “Almagro es una persona detestable y odia a Venezuela”

    10:38am

    Durante la transmisión de su programa Con el Mazo Dando por VTV, Diosdado Cabello pidió a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, no meterse con Venezuela y aseguró que su supuesto odio y rencor "es porque él no va a ser presidente de Uruguay"

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama