publicidad

Cubanizados

Alberto Pineda / Abogado / politemas@gmail.com
Razón tuvo Raúl Castro cuando expresó: “Venezuela y Cuba son una sola nación".  Nos han llevado deliberadamente a la implantación de la cubanización total

Parecía imposible que se concretara en un país como el nuestro lleno de riquezas, con un pueblo amante de las libertades que buscaba resolver todo mediante el ejercicio de sus derechos constitucionales y que dentro de su estado emocional siempre presente y poco reflexivo, todo era una celebración, una demostración de amistad y solidaridad. Hoy podemos casi asegurar que ese país fue una fantasía, que resultó ser realmente otro, al que le pareció más cómodo y preferible acogerse a la idea, que probablemente yacía en el subconsciente colectivo, de dejar atrás la irreverencia que nos caracterizaba y a cambio de eso someternos a la claudicación, al conformismo cobarde que nos alejaba, no obstante elegir a quienes nos gobernaron, al no otorgarles la confianza plena a su gestión. 

Aquel espíritu solidario que vimos en tantos años de democracia se esfumó y quienes eran ciudadanos protestatarios hoy se conforman con las migajas y miserias que les da un Gobierno corrupto. Somos una sociedad de eunucos frente a un régimen que diseñó un proyecto para someternos, el que pedía tiempo y confianza, y que a su vez fueron utilizadas para liquidar la idiosincrasia del venezolano, alegre y única que proyectaba a pesar de las muchas deficiencias, el ser un pueblo feliz del que nos sentíamos orgullosos ante el mundo. 

Se atropelló el estado de Derecho, se han sometido las instituciones civiles y militares, y se ha creado un estado represivo y no permisivo donde el ciudadano debe sortear toda clase de impedimentos y prohibiciones para poder ejercer los derechos que aún le asisten y luchar así por una educación libre no ideologizada, tener un servicio de salud pública eficiente y equipado, seguridad pública plena y confiable, servicios públicos al servicio de todos, trabajo bien remunerado, cuerpos policiales honestos, transporte público moderno, poder adquirir los alimentos libremente y tener una administración de justicia no interferida y utilizada para reprimir derechos constitucionales, al adecuarla a los intereses políticos gubernamentales con fines represivos y privativos de la libertad; en fin, un país con democracia para todos sin discriminación ni odios sembrados a través del ejercicio del poder. Somos una caricatura de la Venezuela que exhibíamos con orgullo. 

Nadie pensó vernos en largas y humillantes colas para comprar alimentos, medicamentos, electrodomésticos y repuestos automotrices, y pasar por la peor humillación de ser sometidos al registro biométrico para acceder a los escasos alimentos. Todo esto nos indica que a través de la destrucción del Estado democrático nos han llevado deliberadamente  a la implantación de la cubanización total. Razón tuvo Raúl Castro cuando expresó: “Venezuela y Cuba son una sola nación y así deben ser tenidas”. Decida usted estimado lector si prefiere se le considere camarada cubano o reivindicar las luchas del Libertador por nuestra independencia política. 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama