Diario La Verdad

publicidad

El harakiri de la MUD

Alberto Pineda / Abogado / politemas@gmail.com
Esta crisis terminó de provocar la salida de quien precisamente no era el objetivo escogido por el movimiento que se inició el 12 de febrero en San Cristóbal

El fracaso de "La Salida", movimiento insurgente que buscaba sacar de la presidencia a Maduro y del cual quedaron 43 muertos, centenares de presos, heridos, perseguidos y enjuiciados, exiliados, alcaldes destituidos y en la cárcel, además del encarcelamiento previo que ocurrió por su entrega personal de Leopoldo López, líder de VP y promotor de las acciones de protesta, así como la pérdida de la investidura y curul en la AN de María Corina Machado y las amenazas para la aplicación de iguales medidas para Antonio Ledezma, precipitó la crisis dentro de la unidad opositora que mostró la carencia e indefinición estratégica de sus objetivos para impulsar sus luchas frente al Gobierno nacional. Proyectó además una guerra sin cuartel de quienes sin ninguna prudencia no han perdido tiempo en actuar en la búsqueda presente y futura de posiciones de liderazgos con miras a la obtención del poder por cualquier vía. 

Esta situación ha causado graves daños al proceso unitario en donde se aprecia un ambiente de intolerancia, de pérdida de afectos, respeto y clarificación de conductas de los integrantes de dicho organismo, lo que ha creado condiciones difíciles que obstaculizarán las iniciativas para relanzar el trabajo armonioso de la MUD. 

Esta crisis terminó de provocar la salida de quien precisamente no era el objetivo escogido por el movimiento que se inició el 12 de febrero en San Cristóbal, con la muerte de dos estudiantes, acarreando la lamentable renuncia a la Coordinación de la Secretaria General de la MUD por parte de Ramón Guillermo Aveledo. Será difícil llenar el vacío, no el del hombre, sino el del político discreto, inteligente, equilibrado, agudo, de manejo diplomático en sus relaciones y expresiones, un político de mucho nivel contra quien se ensañaron, no obstante no ser un obstáculo para las aspiraciones de aquellos de andar rápido, precipitados, desmedidos  y cargados de tempraneras ambiciones, empeñados en adelantar los tiempos y otros en la espera desesperada del tren para el cual no volverá a pasar. No se detuvieron a pensar que en esa desbordada carrera, desconsiderada e irrespetuosa para las esperanzas de las masas opositoras los llevaría a que se les vea en posición de derrotados. 

Fracaso "La Salida" y como consecuencia la MUD sobrevive con mucho plomo en el ala, lo que le dificultará levantar vuelo de nuevo. Nicolás Maduro, por ahora, respira reposado deshojando su destino, el que pareciera que por las ayudas recibidas de los impacientes ha evitado que el autobús que conduce aún no se haya desbarrancado. 

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama