Diario La Verdad

La épica civil zuliana ante el centralismo autocrático

Por Ángel Lombardi / Rector de la Unica / angel.lombardi@hotmail.com

Sin importar cuáles sean sus preferencias políticas o ideológicas y de manera consciente o no, todo zuliano y todo maracaibero participan de una identidad antropológica, histórica y cultural compleja acuñada con el nombre de zulianidad

Martes, 11 Diciembre 2012 09:55

481 CLICS

Sin importar cuáles sean sus preferencias políticas o ideológicas y de manera consciente o no, todo zuliano y todo maracaibero participan de una identidad antropológica, histórica y cultural compleja acuñada con el nombre de zulianidad. 

Y aunque nadie puede apropiarse de esta identidad colectiva común, en estos momentos tiene sentido enarbolar la bandera de la zulianidad como expresión de un proyecto político histórico insatisfecho o no logrado: la República Federal de nuestra primera Constitución.

Necesitamos seguir construyendo como proyecto complementario de la República Federal, la Democracia Civil Descentralizada, apenas esbozada en 1947 con el sufragio universal, y en 1958 con la apertura democrática, antiautoritaria, pluralista, civil y alternativa.

De cara al siglo XXI y al futuro que recién comienza, definitivamente debemos dejar fundada de manera permanente la República Civil, Federal, Democrática y Descentralizada, en donde las autonomías personales y colectivas estén garantizadas así como la libertad plena y los derechos humanos, con su fuerte carga de solidaridad y justicia social. 

Una vez más, el dilema es optar entre el centralismo autocrático o la descentralización democrática. Hay que recordarle al país y a la región que el centralismo autocrático no termina de morir, y en el fondo ha sido la gran estafa histórica que usufructuó nuestros atrasos y miserias, pero que es inconcebible hoy en plena modernidad y globalización. 

Los caudillos son anacrónicos por definición y el actual es un anacronismo insostenible e inviable, como su alucinado proyecto ideológico importado. El centralismo no quiere gobernadores civiles electos, independientes y autónomos que hacen patria desde las regiones, los quiere subordinados a Miraflores, y quiere liderazgos domesticados y subalternos.

El Zulia fue y sigue empecinado en su regionalismo telúrico hasta llegar a ser todo un símbolo nacional de autonomía militante e identidad dinámica afincada en sus realizaciones positivas, con toda su rica simbología cultural y fuerte arraigo telúrico. 

En el Zulia y en el zuliano es irrenunciable el proyecto democrático y descentralizador que comparte con el resto del país y con las tendencias más dinámicas y progresistas del resto del mundo. Y  de eso se trata en esta coyuntura electoral: volver a decidir entre los centralistas de siempre y quienes hemos apostado a la libertad responsable y a la descentralización como proyecto político y de gobierno estratégicamente conveniente y necesario. 

El futuro se construye sobre el aprendizaje a partir de nuestros errores y sobre los aciertos de nuestro pasado afirmativo, y sin lugar a dudas, si algo ha mantenido unido y le ha dado continuidad a la mejor genética de nuestra historia, es la épica civil que nunca ha abandonado el sueño de hacer realidad una república federal democrática y descentralizada.

 

Imprimir

Email

Compartir

 

 

 

 

 

 

Portada del día
Otras publicaciones en línea
  • Especial Maracaibo
  • Estampas
  • Bienes raíces
  • Turismo

 

 

 

© 2012, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com

Diseñado por