Unidos por la conciencia

Neuro J. Villalobos Rincón / Exrector de LUZ / [email protected]
“Debemos buscar en común una verdad que no tenga dueños y que procure no hacer esclavos”. Fernando Savater

En mi artículo anterior, así como en otras ocasiones, yo he venido reclamando a la dirigencia de la oposición más coherencia en el pensamiento y mayor cohesión para la acción. Celebro que se haya puesto en evidencia en los hechos desencadenados desde el 5 de enero de este año, fecha en la cual debe instalarse y juramentarse la nueva directiva de la Asamblea Nacional y que continuó el día 7 cuando observamos los intentos desaforados del régimen por evitarlo y que al final del día se logró, gracias a la acción decidida y firme de Juan Guaidó y los diputados que le acompañaron.

Demostraron con su actitud valiente que no solo empuñaban la razón, sino que les asistía la legalidad y la justicia, y al final se impusieron, ante el asombro del mundo democrático y la expectación de los venezolanos amantes de la libertad. La adrenalina fluía en las venas de quienes estuvimos pendientes de los hechos esos días. Al final renació la esperanza en nuestro espíritu y se reforzó el ánimo para continuar en esta lucha desigual. La nueva Junta Directiva se eligió y juramentó. Pero, no hay que descuidarse ante el mal que representa el régimen y sus poderosos aliados, sus acciones demoníacas continuarán porque mantienen azúcar en sus bocas y veneno en el corazón.

Hay que tener mucho cuidado porque si la comunicación no está fundamentada en la moral se pone al servicio de la dominación, y a mayor dominación, mayor uso del engaño, como ya nos dijera Wolfgang Gil Lugo.

Cien diputados mostraron su entereza, su fidelidad a su juramento y el valor de exponer sus vidas ante fuerzas armadas y policiales cuyas sombras reflejaban las bestias apocalípticas, y vencieron, para honra y gloria de ellos y de la democracia venezolana. Los unió la conciencia. La certeza de que estaban luchando por la libertad de todos los venezolanos.

Lo que viene ahora es el apoyo de todos los venezolanos a nuestros aguerridos diputados. No podemos dejarlos solos porque la lucha es desigual, pero el debilitamiento interno e internacional del régimen es visible a larga distancia; quedaron impúdicamente desnudos ante el mundo, y los traidores que les acompañaron entendieron el significado de la frase “así paga el diablo a quien bien le sirve”.

No dejemos enfriar el optimismo. Los diputados de la dignidad demostraron que sí había estrategia para enfrentar al monstruo; actuaron con coherencia y mostraron cohesión. Debemos confiar en que igual deben tener diseñada la estrategia para todo lo que viene, para poner cese a la usurpación y nombrar desde ya un equipo completo para un gobierno de transición resistente a la seducción del poder. No está demás recordar el contenido del Art. 201 de la Constitución nacional que a la letra dice: “Los diputados o diputadas son representantes del pueblo y de los estados en su conjunto, no sujetos o sujetas a mandatos ni instrucciones, sino solo a su conciencia”. Ya Juan Guaidó solicitó su liberación de la disciplina partidista. Esa disciplina no debe estar por encima de la libertad de conciencia ni la libertad de la patria.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama