publicidad


Más coherencia y más cohesión

Neuro J. Villalobos Rincón / Exrector de LUZ / nevillarin@gmail.com
“Hallamos en la naturaleza del hombre tres causas principales de discordia: primera, la competencia; segunda, la desconfianza; tercera, la gloria”. Thomas Hobbes

Se fue el año 2019 con muchas penas y poquísimas glorias para los venezolanos. Llegó el año 2020, el cual muchos asocian cabalísticamente con un año de grandes sorpresas positivas. Los buenos deseos deben ir acompañados de acciones bien dirigidas y no de simples exigencias y reclamos. El mundo político, y más sus dirigentes, no pueden seguir solicitando al pueblo esperanza y fe, y este, con legítimo derecho, pidiendo a gritos a sus dirigentes que no se equivoquen tanto y tan seguido. Si no pasamos de la dicción a la acción vamos a seguir iguales o peor y ya la situación es insoportable física, mental y moralmente.

Al toparnos con la trágica y triste realidad de los venezolanos debemos hacer esfuerzos redoblados para ser optimistas, respirar profundamente y no tirar la toalla si no es después de secar el sudor que provoca la lucha contra la diablocracia chavista. Es necesaria una actitud positiva, unitaria, para dar pasos tácticos acordes con una estrategia bien diseñada y mejor cumplida. No tenemos otra opción que ser optimistas hasta vencer. Para lograr la liberación de Venezuela estamos obligados a unirnos y actuar en consecuencia, porque, como dijera Claudio Nazoa, todos perderemos todo.

Ha sido muy irresponsable la dirigencia política venezolana al no acatar esa condición indispensable por la que clama el pueblo. Ya el fondo del barranco se percibe desde donde estamos. En el índice de prosperidad del Instituto Legatum, que mide las condiciones de vida en el mundo, Venezuela ocupa la posición número 143 de 167 países. Dicho índice es bastante confiable, ya que se utilizan 300 indicadores distintos distribuidos en 12 pilares o áreas.

Según dicho informe publicado por el diario El Nacional de Venezuela el día 26 de diciembre del año 2019, no todas las naciones contribuyeron al aumento de la prosperidad mundial, Siria, Yemén y Venezuela experimentaron los mayores descensos cayendo 23, 7, y 27 lugares respectivamente. En el continente americano, solo Haití, 153, está por detrás de Venezuela. Para envidia del obtuso pensamiento de los personeros del régimen, América del norte sigue siendo la región más próspera.

Según el venezolano Moisés Naim, nuestro país dirigido por delincuentes y donde el 90 % de la población repudia a Maduro, ha logrado constituirse en una de las principales rutas de la droga hacia EEUU y Europa, además del tráfico de personas, contrabando de armas y lavado de dinero. Son miles de millones de dólares en manos de la oligarquía chavista comandados por los capos que ostentan el Poder Ejecutivo de la nación, siendo los más visibles el propio Nicolas Maduro, títere de los cubanos; Tareck El Aissami, Diosdado Cabello, Cilia Flores y una larga lista de familiares, enchufados y colaboradores cuyos nombres están en manos de los organismos internacionales. La lucha tiene que ser, según lo expresa Naim, contra los cubanos, los narcotraficantes y viudos del chavismo y los militares corruptos. Por tanto, no sigamos distraídos ni entretenidos con pleitos y rencillas personales o grupales, porque lo que se necesita al decir del sacerdote José A. Pagola “es una palabra más liberada de la seducción del poder y más llena de la fuerza del espíritu”. Se requiere más coherencia en el pensamiento y más cohesión para la acción si queremos que se cumplan las predicciones favorables en este año.

Comentarios
Cargando...
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama