publicidad


La magia de la Navidad

Arminda García / Profesora titular de LUZ  / arminda.garcia@gmail.com
Hay muchas formas de fomentar el verdadero significado de la Navidad, para que los buenos deseos, la paz y la bondad, estén presentes a lo largo de todo el año

La época navideña es un momento mágico lleno de muchas emociones, sentimientos, encuentros familiares, que se traducen en felicidad. Además, se siente una disposición especial, debido al ambiente que se vive durante esta época. Las personas, también demuestran una  buena voluntad para hacer cambios y  proponerse nuevas metas. 

Lamentablemente, una vez pasado el momento regresa el poco entusiasmo, el desinterés, el estrés ante la rutina diaria, las diferencias, la crítica, los enfrentamientos, la falta de armonía, el egoísmo y los antivalores. Es un efecto, de aparente paz y tranquilidad. 

Lo ideal sería, poder extender la sensación de bienestar y la emoción, para que perdure todo el año, lo cual, facilitaría la intención de adoptar una actitud optimista. Ese positivismo, permitiría ver la vida con una óptica favorable, para superar los retos cotidianos y los obstáculos. 

Hay muchas formas de fomentar el verdadero significado de la Navidad, para que los buenos deseos, la paz y la bondad, estén presentes a lo largo de todo el año.  Esto, no debe quedarse solo en intenciones. Debería convertirse en acciones, que promuevan este compromiso durante la vida. 

Inicialmente, debemos tener en cuenta que, compartir con familiares es la razón de esta época, pues brinda la oportunidad de disfrutar encuentros, especialmente, en las fechas más emotivas. Representa para muchos, alegría, emociones y recuerdos que perduran en la memoria. Además, contribuye a promover los valores, a rescatar las tradiciones que se están perdiendo, a fortalecer el amor fraternal, procurando el acercamiento y la reconciliación, lo cual debería sentar bases para una convivencia armónica todo el año.

Además, es un momento de reflexión que se presta para analizar lo positivo y lo negativo de las experiencias vividas, de manera que, se haga un esfuerzo por cambiar aquello que se puede mejorar. Sería excelente si esta visión reflexiva pasa a formar parte de la rutina diaria de cada uno a través del cambio. Igualmente, cabe analizar la actitud con la cual se afronta la vida diaria y a su vez, es momento para cuestionarse sobre el interés demostrado ante problemas sociales, la convivencia con los demás, acciones de paz, entre otros.

Del mismo modo, permite fortalecer los principios humanos, pues se pueden demostrar y proyectar durante esta época y a lo largo de todo el año, los valores como la unión, la solidaridad, la amistad, con gestos, acciones que propician el rescate y mantenimiento de  esos preceptos. Estos aspectos son muy importantes a lo largo de la vida, ya que facilitan a los individuos la convivencia con los demás. Sin embargo, muchas veces pueden olvidarse ante la rutina. 

Siempre resulta gratificante disfrutar las emociones que la Navidad trae consigo, por eso, es prioritario preguntarse qué iniciativas se pueden practicar, para hacer que esta época permanezca y viva en los corazones de cada uno de los individuos. 

Ese ambiente de paz es propicio aprovecharlo para plantearse objetivos de cambios favorables, incentivando el entusiasmo para lograrlos. De esta manera, unidos en familia, encontrando el verdadero sentido a esta hermosa época y procurando una transformación se puede lograr que la Navidad esté presente todos los días.

Comentarios
Cargando...
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama