publicidad

Un sistema económico fracasado

Jorge Sánchez Meleán / Economista / sanchezmelean@hotmail.com
La crisis sin precedentes de Venezuela, no solo es producto del Modelo Político Totalitario adoptado, sino de su Sistema Económico al margen de la Constitución, cuyo fracaso ha sido estrepitoso

La crisis sin precedentes de Venezuela, no solo es producto del Modelo Político Totalitario adoptado, sino de su Sistema Económico al margen de la Constitución, cuyo fracaso ha sido estrepitoso: el Socialismo del siglo XXI. Según la Constitución vigente (art 299), el régimen socioeconómico de la República se fundamenta entre otros principios en la eficiencia, la libre competencia, la productividad y la solidaridad.

Y por si todo esto fuera poco, el articulo expresa, que:¨El Estado conjuntamente con la iniciativa privada promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional con el fin de generar fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica del país¨, mediante ¨una planificación estratégica, democrática, participativa y de consulta abierta¨. 

En consecuencia, el sistema económico consagrado en la Carta Magna no es otro, que el denominado por la teoría económica un sistema económico social mixto y abierto de mercado. Pero el Modelo Político Totalitario que se instauró hace veinte años al margen de la Constitución , adoptó un modelo ahistórico de inspiración marxista , al que denominó Socialismo del siglo XXI, que ha dado forma simplemente, a un Neorentismo Socialist .Esta orientación marxista castrista de la economía ,ha destruido al aparato productivo después de dos décadas de nacionalizaciones sin sentido, confiscaciones y expropiaciones arbitrarias. 

En Venezuela, la lucha de clases marxista leninista ha criminalizado al emprendimiento productivo y las regulaciones y controles arbitrarios han dado al traste con la libre competencia ,la productividad y la eficiencia de los productores venezolanos. Se ha destruido la capacidad de los ciudadanos a valerse por si mismos, castigando al que busca proveer de forma digna a su familia. 

Pero mientras así se trata a los ciudadanos en general, a los aliados se les enriquece a través de una corrupción que asombra a propios y extraños. El Neorentismo Socialista en forma acelerada nos está conduciendo a la prehistoria económica: el PIB es hoy menos de la mitad del que teníamos hace cinco años; lideramos el índice mundial de miseria y somos el doceavo país mas corrupto del mundo. Mientras el promedio del sueldo mínimo mensual en los países de América latina es de 265,95 dólares de EEUU, en Venezuela es de 2 dólares. 

El Neorentismo Socialista ni siguiera ha sabido manejar la Industria Petrolera en la que se fundamenta, sino que ha generado el desplome de su producción y de sus ingresos. Por todo ello, según el FMI ¨Venezuela vive una implosión económica¨, que según R. Hausman es ¨la mayor catástrofe económica que ha visto este hemisferio¨. 

Pero la mejor prueba del fracaso del totalitarismo chavista madurista, es la contenida en la opinión dada hace varios meses por el padre del modelo del Socialismo del siglo XXI H. Dieterich , quien dijo : ¨Venezuela está a un paso del abismo, va hacia un desenlace trágico.

La economía va hacia un colapso total¨. Evitemos ese ¨desenlace trágico¨ y ese ¨colapso total ¨, apresurando la transición preferentemente pacifica y constitucional, del Neorentismo Socialista ,que nos ha llevado a un callejón sin salida, hacia un sistema democrático y de derecho, que ponga en vigencia una Economía Mixta y Social de mercado , como lo establece nuestra Constitución. 

Esto ya no puede esperar mas. Es la primera tarea de todos los venezolanos. 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama