La ofensiva política de la soberanía popular

Jorge Sánchez Meleán / Economista / sanchezmelean@hotmail.com
El grado de inconstitucionalidad, ilegalidad e ilegitimidad del régimen político de Venezuela es de tal naturaleza, que llego la hora de acudir directamente a la soberanía que reside intransferiblemente en el Pueblo, para encontrarle salida a la crisis política, económica ,social y moral mas grave que ha vivido el país después de su independencia

El grado de inconstitucionalidad, ilegalidad e ilegitimidad del régimen político de Venezuela es de tal naturaleza, que llego la hora de acudir directamente a la soberanía que reside intransferiblemente en el Pueblo, para encontrarle salida a la crisis política, económica ,social y moral mas grave que ha vivido el país después de su independencia. Cuando un régimen se burla del sufragio desconociendo y acabando a la Asamblea Nacional y a la autonomía y competencia del resto de los poderes, que además son ilegítimos, a los que se dan ordenes desde la Presidencia usurpada de la República, no queda otra salida que acudir directamente a la Soberanía Popular , sin la participación del ilegitimo y sumiso Poder  electoral.

En consecuencia, le corresponde al Pueblo venezolano ejercer su protagonismo apoyado en el único poder legitimo existente hoy, la Asamblea Nacional, y en la Comunidad Internacional, mediante el voto popular directo. De esta manera ,los ciudadanos con derecho a voto, estén dentro o fuera de Venezuela ,podrán expresar su parecer sobre el cese inmediato de la usurpación de los poderes presidenciales, la instauración de un gobierno de transición y la convocatoria a elecciones justas, libres y transparentes para el Poder Ejecutivo, lo antes posible con un nuevo Poder Electoral.

Es este mecanismo de participación y protagonismo del Pueblo al que se denomina PLEBISCITO, fundamentado en los artículos 5 y 70 de la Constitución, al que debemos acudir mediante el voto plural, para resucitar a la democracia ,asesinada vilmente por este régimen autoritario. La experiencia de los últimos anos nos indica que ya el tiempo del dialogo y la negociación concluyo en fracaso, así como los mecanismos constitucionales de revocación del mandato (art. 72) en un régimen sin poderes legítimos ni autónomos.

Las autocracias totalitarias no respetan la Constitución , la ley ,ni el dialogo cuando su poder está en entredicho. Llegó entonces el momento de poner en movimiento la ofensiva política de la Soberanía Popular, a través de un serio y limpio Plebiscito. Tal iniciativa , en primer lugar, serviría para unir en un propósito superior a la Sociedad Civil venezolana y a las distintas instituciones, desde las familias, las iglesias y los partidos políticos, hasta las Universidades, los colegios profesionales, los sindicatos y demás organizaciones económicas, sociales culturales y vecinales, que deben actuar con la ayuda y el asesoramiento de la Comunidad Internacional.

En el fondo el propósito del evento es garantizar la vigencia de la Constitución, y como bien lo expresa el articulo 333, “todo ciudadano investido o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar es el restablecimiento de su efectiva vigencia”.

En segundo lugar, sus resultados serán el gran mandato a los venezolanos y  la Comunidad Internacional para acabar con la usurpación presidencial, instaurar un gobierno de transición y llamar a un proceso electoral libre, justo y transparente, utilizando todos los medios que aseguren que la expresión de la Soberanía Popular no sea nuevamente burlada ni desconocida por nadie.

Estamos pues en vísperas de lo que pudiera denominarse una fase de conflictividad superior en busca de la Democracia y la Libertad. 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama