Por un mundo más ecológico

Arminda García / Profesora Titular de LUZ / arminda.garcia@gmail.com
Mucho se dice sobre el amor que debemos profesar a la madre naturaleza, pero aun así, nos cuesta demostrar con acciones el verdadero cuidado que merece. Cómo lograr, que realmente esta preocupación de todos, se convierta en prácticas para aportar nuestra cuota al cambio que necesitamos, para prevenir el mal uso de los recursos naturales y preservar el mundo futuro

Mucho se dice sobre el amor que debemos profesar a la madre naturaleza, pero aun así, nos cuesta demostrar con acciones el verdadero cuidado que merece. Cómo lograr, que realmente esta preocupación de todos, se convierta en prácticas para aportar nuestra cuota al cambio que necesitamos, para prevenir el mal uso de los recursos naturales y preservar el mundo futuro.

Problemas como el cambio climático, ya no son ajenos a nuestra realidad. Al respecto, es prioritario la sustitución de la energía que utilizamos, por aquellas que sean renovables y eco-amigables. Asimismo, se requiere mayor preocupación por los desechos sólidos, las emisiones del tráfico automotor y el correcto uso de la tierra, entre otros aspectos que están perjudicando el entorno. 

Igualmente, debemos estar alerta en cuanto a la conservación de las reservas de agua, el deterioro del hábitat y los daños que está sufriendo la biodiversidad. Por esa razón, es importante que asumamos acciones que puedan ayudar poco a poco a revertir estos problemas.

Sin duda, es necesario comenzar a actuar haciendo esos pequeños ajustes para superar el desinterés  ante los problemas ecológicos que nos conciernen a todos. Algunas ideas para cuidar el ambiente pueden consistir en, revisar periódicamente los dispositivos hidro-sanitarios y equipos para eliminar escapes. 

Del  mismo modo, se puede aprovechar la luz natural y recurrir a la luz eléctrica solo cuando sea necesario, así como, sustituir las bombillas por lámparas ahorradoras de energía, aunque su precio sea superior, pues consumen menos y sobreviven más tiempo. También es oportuno apagar el aire acondicionado cuando se va a permanecer fuera de la habitación por mucho tiempo. 

En este sentido además, se debe evitar el uso de productos desechables, preferir productos con etiquetas que tengan el logotipo de reciclable o reciclado, desconectar los aparatos eléctricos cuando no estén en uso y apagar las luces al salir de una habitación, para evitar el consumo de energía innecesaria.

De la misma manera, es conveniente separar la  basura  para  reciclar  vidrios, plásticos,  papel y así lograr la reutilización de los desechos que pueden ser reusados, evitando la explotación desmedida  de la materia prima y no desperdiciar, tratando de reciclar todo lo que se pueda. 

No dudemos, que las  prácticas que realizamos día a día, tienen un impacto inevitable en el medio ambiente, por esa razón debemos empezar a generar un cambio en nuestra forma de vida por un estilo más amigable con el entorno. A través de acciones como estas, reafirmamos nuestro compromiso desde nuestros hogares, sitios de trabajo, centros educativos, modificando patrones de consumo, realizando compras responsables, participando activamente en campañas ambientales. 

Cuidar el entorno debe ser una preocupación prioritaria para los ciudadanos del mundo, ya que es vital  detener los daños irreparables que hemos causado, lograr un equilibrio entre el desarrollo y el crecimiento de la población humana, para de esa manera detener el maltrato irreversible que ocasionamos a nuestra gran morada, que es el planeta Tierra.

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama