Dormir bien

Arminda García / Profesora Titular de LUZ / arminda.garcia@gmail.com
Sin duda, dormir es uno de los placeres de la humanidad que nos brinda bienestar, lo cual practicamos de manera natural desde nuestro nacimiento. Sin embargo, hay aspectos importantes del sueño que podemos considerar, para potenciar sus beneficios

Sin duda, dormir es uno de los placeres de la humanidad que nos brinda bienestar, lo cual practicamos de manera natural desde nuestro nacimiento. Sin embargo, hay aspectos importantes del sueño que podemos considerar, para potenciar sus beneficios.

Existen muchas razones, que nos deben motivar a dormir bien y a aprovechar el sueño, entre ellas podemos mencionar, la  pérdida de peso. Durante el sueño las células grasas liberan leptina, la hormona supresora del apetito. La falta de sueño genera grelina, la hormona que lo estimula.

Otro beneficio que se puede mencionar es la regeneración de la piel. En el sueño más profundo se propicia la hormona del crecimiento, necesaria para reponer las células envejecidas de la misma. Por otro lado, también resguarda el corazón. No dormir incrementa la hormona del estrés, aumentando la tensión arterial y los riesgos cardíacos. 

Del mismo modo, el sueño reparador reconstituye el sistema inmunitario, el cual permite defender al organismo de las infecciones. Asimismo, estimula la creatividad, pues, dormidos nuestro cerebro continúa ejercitando las neuronas y produce  hormonas que potencian la imaginación. 

No se debe olvidar además, que al dormir se refuerza la memoria, ya que favorece la restauración del hipocampo, donde se almacenan los recuerdos. Igualmente, previene la depresión porque, el cuerpo se relaja durante el sueño, generando  melanina y serotonina, que contrarrestan las hormonas del estrés.

Entre algunas de las consideraciones, que se pueden tomar en cuenta para lograr dormir bien, se recomienda, establecer rutinas durmiendo a la misma hora, hacer ejercicio pues ese cansancio propicia un sueño reparador, contar con un espacio adecuado que genere paz y tranquilidad, realizar siestas durante el día es beneficioso pero deben ser cortas, así como, evitar el alcohol, pues al dormir acentúa los ronquidos y problemas respiratorios. 

Por último, cabe destacar que las investigaciones realizadas sobre este tema demuestran que las mujeres sufren más alteraciones del sueño que los hombres, dormir una siesta diaria de 45 minutos disminuye el estrés y la presión arterial, el insomnio reduce y envejece el cerebro, la luz artificial del móvil suprime la melatonina, es decir, la hormona que produce sueño, causando dificultad para dormir.  

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama