publicidad

¿Cómo ser optimistas?

Arminda García / Profesora Titular de LUZ / arminda.garcia@gmail.com
Otra práctica que puede ayudar a ser más optimistas, es reconociendo la negatividad presente en la personalidad de cada uno, para luchar en contra de esas ideas desfavorables y fomentar unas más equilibradas. Es necesario escuchar atentamente lo que dice esa voz interna

El optimismo se demuestra, a través de una actitud positiva y favorable, la cual  permite valorar beneficiosamente los distintos aspectos y situaciones que experimentan las personas, generando que puedan encarar con buen ánimo, perseverancia y entereza, las diversas circunstancias existentes en su entorno.

Este término encierra la  disposición del espíritu a aguardar lo mejor y lo más positivo en todo momento. Por otro lado, es una decisión que escoge el ser humano, como una opción que le facilita observar las oportunidades o desafíos, crecer aprendiendo de los errores y tomar impulso, para no detenerse en la consecución de sus objetivos.

Las personas optimistas, demuestran seguridad en sí mismas, capacidad, convicción  y habilidad para mantenerse  serenas, evitando estancarse en los problemas. Por el contrario, se  movilizan buscando la mejor solución, con la esperanza que todo su esfuerzo los lleven a superar esos obstáculos y adversidades, lo cual les da energía para continuar con su camino. 

Para reforzar esta actitud, es importante analizarse uno mismo y contar con una visión objetiva de las fortalezas, debilidades, limitaciones y capacidades. Aceptar la realidad en cuanto a las virtudes o fallas propias, permite hacer un esfuerzo para modificar los aspectos que se pueden controlar o transformar. No se debe creer que esos cambios se darán solos o de manera automática.

Otra práctica que puede ayudar a ser más optimistas, es reconociendo la negatividad presente en la personalidad de cada uno, para luchar en contra de esas ideas desfavorables y fomentar unas más equilibradas. Es necesario escuchar atentamente lo que dice esa voz interna, y recordar que si estos pensamientos son negativos, van a influir de manera determinante. A veces el individuo, no se detiene a analizar las asunciones o interpretaciones negativas que se han reforzado como un patrón en la mente. 

Ser optimistas, fortalece el buen sentido del humor, lo cual influye en el estado de ánimo, y en la relación deseada con la realidad. Además, demostrando esta cualidad positiva, las personas son más perseverantes, por lo que generalmente resultan fortalecidas, después de afrontar situaciones difíciles, estresantes o traumáticas. Por lo tanto, es una actitud que refuerza la persistencia, ya que el individuo tiende a analizar los problemas para comprenderlos mejor, seguir adelante a pesar de las adversidades y ser exitoso en todo. 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama