publicidad

Juan Besson (1881-1951), historiador del Zulia

Ángel R. Lombardi Boscán / Dir. del Centro de Estudios Históricos de LUZ / @lombardiboscan / eljuegodeloscaballos2009@gmail.com
Besson y su obra se convirtieron en la refe-rencia oficial para el estudio del pasado zuliano hasta el arribo de los aportes que desde LUZ y su Centro de Estudios Históricos (1979) empiezan a ofrecer en la década de los 80 del recién concluido siglo XX hasta el presente

Si hay un autor que ha ejercido una gran influen¬cia en la recomposición y estudio del pasado del estado Zulia ha sido Juan Besson (1881-1951) y su Historia del estado Zulia en cinco tomos, publicada en el año 1943. 

Besson ni siquiera fue historiador profesional como no lo han sido, desde los tiempos de Heródoto y Tucídides, todos quienes se han preocupado por los hechos signi¬ficativos del pasado sin pasar por los recintos académicos. La historia adquiere rango de ciencia en la Alemania del siglo XIX cuan¬do se formalizan los estudios históricos en un plano profesional y uni¬versitario; todo ello bajo la influencia del evolucionismo darwiniano y el prestigio que alcanzan las ciencias naturales o experimentales que tra¬tan de encontrar imitadores en el campo de las ciencias sociales a través del positivismo de Augusto Comte y el materialismo histórico de Car¬los Marx. A partir de entonces la historia de la humanidad intentó verse como una evolución social bajo el imperio de unas leyes que procuraban otorgarle sentido al enigma humano.

La fama y el reconocimiento del cual goza la obra historiográfica de Juan Besson, creo que hay que atribuírselo a dos razones básicas: 1. Ha sido el primero en sistematizar los recuerdos de la región zuliana a través de un tono rei¬vindicador, que pretende saldar una deuda pendiente respecto a una historia dominante elaborada desde el centro del país y que ha sido mezquina en reconocer los hechos provinciales y regionales. Si bien su obra es rica en presentar hechos y situaciones que merecen ser co¬nocidos, hay una evidente carencia en el cuidado de la crítica histórica. Besson es un historiador tradicional y convencional para los cánones de hoy; su mayor énfasis está puesto en la presentación de personajes e ins¬tituciones tomando el documento oficial como principal soporte, aunque como dato curioso, no señale su procedencia. De igual forma hay una evidente preocupación en este autor por demostrar su acendrado patrio¬tismo y fervor republicano haciendo énfasis en la superación del “opro¬bioso” tiempo colonial. 2. Besson termina por exaltar de una forma desmesurada los hechos históricos zulianos por muy poco relevantes que estos sean. 

El Zulia y Maracai¬bo son convertidos, por la imaginación y deseo de este historiador, en la “Atenas de Venezuela” durante el si¬glo XIX; y obviamente esto ha sido reconocido y respal¬dado por las élites gobernantes locales necesitadas de una conexión con un pasado ilustre luego que se inició la república.

“En la exposición de su comercio está la verdadera clave de su historia. Anali¬zándolo bien, veremos cómo es de allí de donde surge el espíritu independiente, altamente cívico, de sus hijos; así como también su cultura, su soberanía, su prestancia. Y por todo ello será poderosa, como lo fueron Brujas y Gante, cuando, por el prestigio de su comercio, llegaron a figurar como las más notables ciudades de Europa”. Besson, J.: Historia del Zulia, Maracaibo, 1943, T.I. pág. 306.

Recordemos que Maracaibo se mantuvo realista hasta el año 1820 y que sus autoridades y élites se pasa¬ron a los republicanos por mero pragmatismo. Esto evi¬dentemente ha representado un costo para el gentilicio zuliano, desplazado de las principales decisiones y be¬neficios tomados por los caudillos de turno, que sucesi¬vamente se han instalado en Caracas y dirigido al país en detrimento de las provincias periféricas a la capital.

Así que Besson y su obra se convirtieron en la refe-rencia oficial para el estudio del pasado zuliano hasta el arribo de los aportes que desde la Universidad del Zulia y su Centro de Estudios Históricos (1979) empiezan a ofrecer en la década de los 80 del recién concluido siglo XX hasta el presente.

 

 

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama