publicidad

El futuro está comenzando

Edward Rodríguez / Consultor / @edwardr74
Veinte años durante los que saquearon, desmantelaron y hundieron a Venezuela, no se recuperan de un día para otro, pues las soluciones mágicas no existen; así que toca tener paciencia y mucha disposición para reconstruir la patria que no pudieron robarse por completo

¿Quién se lo iba a imaginar? En tan solo 29 días, si no menos, de lo que va de 2019, la llama de la esperanza se volvió a encender en los venezolanos, y vaya de qué manera. 

Cuando todo lucía sombrío, oscuro, cuando los análisis apuntaban a que este sería el peor año para Venezuela, a cinco días de haber llegado, todo cambió desde el seno del único poder legítimo y autónomo de Venezuela: la Asamblea Nacional.

Ese despertar de la esperanza y de sentir que el futuro con el que tanto se ha soñado y por el que se ha luchado, fue lo que le devolvió Juan Guaidó al país desde que asumió la presidencia del Parlamento y 18 días después, es decir, el 23 de enero, fue juramentado como Presidente encargado de Venezuela, tal como lo establece la Constitución.

Un líder circunstancial, o no, en este momento ese joven de 35 años y oriundo del estado Vargas, tiene la responsabilidad histórica, junto a un gran equipo conformado por los factores de la Unidad, de enrumbar al país hacia la transición que según ha dicho en reiteradas ocasiones, pasa por el cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres.

A los venezolanos, dentro y fuera del país, les toca seguir firmes en esta lucha que no es, ni será nada fácil. Veinte años durante los que saquearon, desmantelaron y hundieron a Venezuela, no se recuperan de un día para otro, pues las soluciones mágicas no existen; así que toca tener paciencia y mucha disposición para reconstruir la patria que no pudieron robarse por completo gracias a la resistencia de quienes sin perder la esperanza, lucharon sin descanso.

¿Qué viene ahora? Fortalecer la unidad entre el pueblo y los dirigentes políticos porque sin duda, juntos es como se han alcanzado las metas trazadas. Viene también el reencuentro, el perdón; que no se confunda con impunidad; no compremos esa tesis radical. 

Trabajar por un mejor futuro, por un país de progreso y esperanza demanda de la participación de todos; todos son necesarios. No se puede voltear la tortilla y hacer, o peor, ser lo que tanto se criticó y combatió en estas dos últimas décadas; la polarización debe acabar para poder avanzar, y más nunca repetir los errores del pasado que tanta sangre y lágrimas ha costado.

El futuro está comenzando, está andando y queda en manos de cada venezolano seguir trabajando en él para afianzarlo, sobre todo para blindarlo y dejarle una Venezuela libre a nuestros hijos, que merecen y tienen derecho de crecer en una nación que les garantice salud, educación, seguridad y oportunidades de desarrollo en el ámbito personal y profesional.

Cierro este artículo con la siguiente frase de Winston Churchill: “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”.

 

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama