“Dólar Today” Presidente

Nelson Castellano Hernández / Excónsul de Venezuela en París / nelsoncastellano@hotmail.com
Si creemos que existe un culpable, como el inventado por el régimen, concluimos que el Dólar Today resultó más listo que Maduro, lo derrotó. Después de asegurar que ya no estaremos a su merced,  el fracaso económico de su gestión le recuerda que no pudo

Recordemos cuando el improvisado de Miraflores anunció a voz en cuello, el día que le quitaba cinco ceros a la moneda, que viviríamos un “milagro económico”.

Como acostumbran los egos delirantes dictatoriales, aseguraba en vivo y en directo que arrancaba un proceso histórico de revolución económica. Su objetivo principal confeso: impartir una derrota a Dólar Today. Se aplaudía a sí mismo, acompañado en su comparsa por la inefable Delcy Rodríguez. Quien asentía, cuando Maduro aseguraba, que avanzábamos “rumbo al crecimiento real y verdadero”.

La realidad la conocemos todos, una inflación que se ubica en 6.147 %; que produjo que los “precios justos de la revolución” salieron disparados en cohete intergaláctico como su inspirador. Si creemos que existe un culpable, como el inventado por el régimen, concluimos que el Dólar Today resultó más listo que Maduro, lo derrotó. Después de asegurar que ya no estaremos a su merced, el fracaso económico de su gestión le recuerda que no pudo. La torta puesta se puede medir en miles de personas que escapan a la hambruna desatada.

Ni se recuperó la economía, ni el crecimiento económico se produjo y la prosperidad anunciada no fue más que una mentira de “Petro tomorrow”. Una figura que solo ha servido para devaluar el bolívar a niveles inimaginables; como consecuencia, en los meses por venir se prevé más devaluación, más inflación y Venezuela vivirá una crisis peor.

Ante tal desastre, comienza a evidenciarse la necesidad de medidas más contundentes, para salir de los que piensan que nunca entregaran el poder. Ellos siguen creyendo que, “La política es el arte de engañar” e imitan a Lenin en su afán de lograr el control total; ocasionando el cierre de las pocas industrias y empresas agrocomerciales, que aún quedan en el país.

El Maquiavelo de Cúcuta sigue empeñado en destruir lo poco que queda, en un vano intento por evitar una salida forzada. Ni los aviones rusos, ni los kebabs turcos ni las lavadoras chinas, pueden sustituir la libre convertibilidad de la moneda y de los instrumentos financieros, necesarios para evitar un mercado paralelo.

Los chavistas ignoran lo que siente el pueblo y solo piensan en su conveniencia personal; por eso afirmaba Aristóbulo: si se “eliminara el control monetario entonces nos tumban”. Maduro y su régimen ocupados en manejar sus cuentas repletas de dólares de PDVSA, no se dan cuenta que jamás, la comida turca ni las lumpias asiáticas, podrán sustituir una arepa. Todo es tan evidente, como que Maduro será ilegitimado internacionalmente el próximo 10 de enero y que la inflación venezolana será mayor, que no importa cuál aumento de salario inorgánico. Queda preguntarnos entonces: ¿A quién le va a lanzar las culpas?…

Todo el chavismo es una mentira, ni estaban preparados, ni asumieron sus responsabilidades. Jamás trabajaron por los pobres, sino para manipularlos. Nunca defendieron nuestra soberanía y por eso estamos invadidos. Veamos algunas aberraciones de la gestión: convencido de que el pueblo es estúpido, Bernal alegremente excusa su incapacidad en la distribución de los CLAP, con la “guarimba” y los ataques opositores. Como si un ministro de Agricultura en vez de estar produciendo alimentos en el país, debe limitarse a repartir alimentos importados, consecuencia de que destruyeron todo el aparato productivo nacional.

Así mismo Iris Varela, quien asegura que hace profesores de niños, a los jefes de “pranes” o que sea un convicto quien dirige la justicia en Venezuela. Sin que nadie explique por qué Chávez instaló al ladrón de Andrade donde había y Maduro protege a su cómplice Gorrín. 

Con el Socialismo del siglo XXI, el cinismo superó cualquier límite, puede organizar un Foro de modelo Social “inclusivo”, donde un ministro exclame que “Seríamos nosotros tontos si colocáramos el CLAP en manos del enemigo. Por ello, en cada Estado mayor del CLAP hay un miembro del PSUV”,  “Zamuro cuidando carne”,  corruptos con las manos en la masa. Lo único cierto es que el régimen dirige una guerra, una guerra contra la democracia y la libertad. Sin límites para perennizarse; una guerra de desinformación, de chantaje, de opresión y de muerte.

Este artículo al contrario de muchos, comenzó por el título. Buscaba un símbolo del fracaso de Maduro, un símbolo de que el país necesita alguien que venza el proyecto destructivo de los Castro. Un liderazgo que sea capaz de brindar confianza a la opinión pública internacional, para lograr que asuma, el rol decisivo de apoyo a la lucha opositora. Un nuevo espíritu que sacuda la fibra de cada venezolano, con su propio juramento, en su Monte Sacro personal.

Será la persona que asumirá el compromiso, que trabajará en equipo, que renovará la fe en una victoria. Cuando ese venezolano surja, libre de compromisos, corruptelas y doble lenguaje, le pondré de sobrenombre “DólarToday”. Porque personificará el fin de Maduro, Diosdado y Padrino, porque tendremos una visión de futuro común, será invencible gracias a la fe, no equivocará el camino porque tiene valores y principios. Será tan evidente que logrará el apoyo de todos nosotros. Afrentará la lucha final del bien contra el mal, del patriota contra el traidor. Vencerá a Maduro, pero también a personajes como El Aissami, que se jactaba que con la subasta del petro a través del Dicom, apostando a la desaparición del portal web dólartoday.

O como el constituyente Jesús Faría, quien nos fastidiaba con su juicio: “teníamos que diseñar una política direccionada a doblegar a DólarToday”. Sus afirmaciones tienen la misma calidad analítica, que las de Nicolás Maduro el año pasado, cuando acusó a Portugal y Colombia de “sabotear” la importación de perniles. Así como destilan falsedad las de Motta Domínguez cuando denuncia, que los innumerables cortes eléctricos son producto de actos de sabotaje.

Algo hemos aprendido, el estado chavista es maula, corrupto y delincuente. Lo que no produce lo roba y lo expropia. Es causante de la ruina económica y moral del país, y del programado desmantelamiento de la República. La seguridad ya no es una realidad venezolana, ni las Fuerzas Armadas bolivarianas defienden la patria. El proyecto chavista solo se detendrá con su desaparición. El proceso de reconstrucción será eminentemente educativo, para no repetir errores. Tendrá que sancionar corruptos, violadores de derechos humanos y asesinos; denunciará la actitud de aquellos cómplices que se beneficiaron a costa del sufrimiento de nuestro pueblo.

Si seguimos creyendo que el clientelismo es la solución, es que no hemos aprendido la lección. Si por el contrario, un hombre nuevo surgió de este dolor, se pueden despedir los politiqueros, los corruptos, los manipuladores y los mediocres.

Habrá llegado la era del “Dólar Today” signada por la libre iniciativa, por el producto del esfuerzo personal, de la educación, la solidaridad, del trabajo y de una verdadera conciencia social. El equipo que dirigirá la Venezuela futura, tendrá la tarea de reorganizar la sociedad, para que genere sus propios recursos. Con los cuales llevar una vida digna y poder satisfacer sus necesidades.

 

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama