publicidad

Son delincuentes y… punto

Marlon S. Jiménez García / Profesor Universitario / Marjimgar54@hotmail.com
  La FAN tiene la oportunidad histórica de plegarse a este gran movimiento de reconstrucción nacional; ellos deben plegarse a la bandera originaria y libertaria de nuestro Libertador Simón Bolívar: convertir de verdad, verdad a nuestro ejército en verdaderos “forjadores de libertad”

Sin ninguna duda estamos viviendo tiempos dramáticos en nuestro país: El régimen de turno no ha tenido ni tiene y nunca tendrá, ningún interés en trabajar: por el desarrollo integral del país, por la paz, por la conciliación social, por el respeto a las libertades ciudadanas y por la pluralidad política; a ellos solo les interesa el poder, no para construir sino para destruir aquello que sea contrario a su manera de pensar y de actuar.

Un régimen como este, lleno de delincuentes “hasta el tronco”, conformado por gente ruin, de baja calaña, no se le debe dar ni un ápice de descanso en la lucha por el rescate de Venezuela. Se tienen que crear, se está trabajando denodadamente en eso, estrategias estructurales e inequívocamente apegadas a la Constitución nacional que le permitan al pueblo salir a las calles, no a guarimbear, a protestar en las calles, en los barrios, en las urbanizaciones, en las universidades, en los lugares de trabajo; donde quede plasmado lo necesario de las mismas para “obligar” al régimen a retroceder en su intento de hegemonía política y gubernamental.

A este régimen corrincho plegado de delincuentes hay que sacarle los dientes y las uñas, para demostrarle que con el pueblo democrático en la calle no hay ninguna posibilidad de cubanizar la sociedad venezolana, simplemente no nos da la gana de ello, y tengan la seguridad de que no son unos “potecitos de gas” y “las balas de los GN cubanos disfrazados” los que van a detener, en esta oportunidad, la verdadera furia de los venezolanos y más aun cuando el continente y el mundo tiene en la mira las acciones del engendro heredero; este cada vez está más cerca de pagar sus delitos en jurisdicción del CPI.

A este régimen plegado de delincuentes no hay que permitirle cadenas de radio y TV para actos proselitistas y para transmitir campañas de odio entre los venezolanos como las que produce; los medios independientes, que están casi fulminados por su actitud complaciente, están en la obligación moral y constitucional de negarse a cumplir con tales propósitos cuando ello atente contra los valores y principios democráticos. Es la hora de las definiciones, debemos desobedecer leyes que sean contrarias al espíritu democrático consagrado en la Constitución nacional; como el desconocimiento de las funciones de la Asamblea Nacional y el irrespeto constante y permanente de la voluntad popular.

Los delincuentes en el poder quieren abolir los sindicatos, cerrar las universidades autónomas y privadas, y lo más grave, eliminar de un plumazo todo vestigio de libertades ciudadanas. Nace un gran Movimiento de Unidad Nacional (FVL), más allá de los partidos políticos, pero sin menospreciarlos, que tiene un gran respaldo del pueblo en líneas generales de un 90 %, según las encuestas serias del país, cuya filosofía de acción es denunciar a todos los niveles: nacionales e internacionales el poder destructor moral del régimen y su férreo comportamiento corrupto al frente del poder económico de la nación y crear las condiciones políticas para  terminar de hundir en el foso de estiércol, en el cual está, al engendro y su régimen. 

Para ello la “primacía de la realidad” es determinante y decisiva. Estrategia política y coraje constituyen la fuente de la victoria; sabiduría, el entendimiento y aceptación de los momentos diacrónicos estelares de nuestra vida republicana, nos darán el brillo necesario para derrotar las huestes asesinas, comunistas y antipatrióticas, que han causado la hecatombe política, económica, social y moral sufrida por nuestro pueblo en los últimos 20 años.

La FAN tiene la oportunidad histórica de plegarse a este gran movimiento de reconstrucción nacional; ellos deben plegarse a la bandera originaria y libertaria de nuestro Libertador Simón Bolívar: convertir de verdad, verdad a nuestro ejército en verdaderos “forjadores de libertad”. Pero, para lograr este propósito es necesario renunciar a cualquier interés individual, grupal, partidista o cualquier otro; lo importante es rescatar nuestra democracia, nuestras libertades ciudadanas y republicanas, nuestro Estado de derecho y declarar al “comunismo” como enemigo acérrimo de una sociedad plural y principal protagonista de la miseria, el hambre y la muerte. Ellos son delincuentes y…punto. Llegó la hora de las definiciones, “quien no participa en la cosa pública, no puede llamarse pasivo, sino inútil”.  

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama