publicidad

Notículas de Español

Tito Balza Santaella / Escritor / titobalzasantaella1@gmail.com
Seguimos analizando a continuación incorrecciones que se cometen en el uso de palabras que se inician con s: senilidad - senectud; sentarse en la mesa - sentarse a la mesa; ha sido ingresado - ingresó; será necesario su orden - será necesaria su orden

Continuamos revisando las incorrecciones más frecuentes en el habla popular venezolana y zuliana. Seguimos analizando a continuación incorrecciones que se cometen en el uso de palabras que se inician con s: Selvícola - silvícola; sello - marca, firma; sempiternal - sempiterno; senilidad - senectud; se sentó a la puerta - se sentó junto a la puerta; sentarse en la mesa - sentarse a la mesa; ha sido ingresado - ingresó; será necesario su orden - será necesaria su orden; sestiar - sestear; setiembre - septiembre; la sexólogo – la sexóloga; volví en sí - volví en mí; no es blanco si no negro - no es blanco sino negro; sicólogo - psicólogo; silletería - sillería; similaridad - similitud; un médico simpar - un médico excelente, sin par; simultáneamente a - al mismo tiempo; es un sin vergüenza - es un sinvergüenza; sindicalización - sindicación.

Asumir es un término que proviene del latín assumere, ‘tomar para sí’. En español es un verbo transitivo vigente desde el siglo XV. Se conjuga teniendo como modelo a partir, pero a diferencia de este tiene dos participios asumido y asunto. Como con todos los verbos que presentan esta amplitud, se recomienda utilizar el regular como verbo en los tiempos compuestos: Yo he asumido la deuda, y el irregular como adjetivo: La deuda asunta. Las acepciones de este vocablo en nuestro idioma son claras: Tomar para sí, // Aceptar. // Adquirir. Su espectro sinonímico es, por lo tanto: Aceptar, admitir, responsabilizarse, comprometerse, y sus antónimos principales son delegar y rechazar. En buen español, pues, se dice: Asumo, con gusto, el cuidado de tu hijo, Asumimos todas sus deudas pendientes, Asumió la presidencia del Estado. 

Lamentablemente los hablantes descuidados lo confunden con presumir: Sospechar, suponer, figurarse, imaginarse. Ejemplo: Hay un accidente en la calle y resulta un transeúnte herido. Un ciudadano lo asiste, generosamente, y aparece el comentario: Asumo que es médico, en lugar de Presumo, supongo o imagino, que es médico. Así corren. Como de buena ley, expresiones como: Asumo que ahora tomará la palabra. Asumimos que será el triunfador en el concurso, etc. Siempre será justa nuestra recomendación: El diccionario es el mejor amigo del hombre. Consúltelo diariamente, y mejor que consultarlo: Léalo. Tres palabras cada día.

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama