publicidad

Reafirmación institucional

Jesús Salom C./Vicerrector Administrativo de LUZ / jasalomc@gmail.com
El 1 de octubre de 2018, el convulsionado centro de Maracaibo fue testigo de dos episodios opuestos, pero de origen común: la crisis generada por 20 años de régimen chavista corrupto e ineficiente. Los dos hechos muestran visiones desde ángulos distintos

Venezuela vive uno de los episodios más decisivos de su historia. En el proceso reconstructivo que demandará el país en los próximos años, las instituciones educativas serán claves en la reconstrucción de la sociedad del siglo XXI, no concebida por ese híbrido amorfo que construyeron Hugo Chávez, el Foro de Sao Pablo y el  alemán radicado en México, Heinz Dieterich, como parte de esa estrategia por mantener el comunismo vigente.

El 1 de octubre de 2018, el convulsionado centro de Maracaibo fue testigo de dos episodios opuestos, pero de origen común: la crisis generada por 20 años de régimen chavista corrupto e ineficiente. Por un lado, comerciantes formales e informales exigían el derecho a trabajar y en medio de su exigencia ocurrieron actos de violencia. Del otro lado, la Universidad del Zulia celebraba su 72 aniversario de reapertura en la Catedral y en el emblemático Teatro Baralt, hoy en medio de la amenaza del gobernador de turno, Omar Prieto, de ser usurpado de la tutela legal que posee la Universidad del Zulia.

Los dos hechos muestran visiones desde ángulos distintos, uno protesta por la actitud coercitiva de un gobierno que justifica sus acciones contra la especulación que debían combatirse con autoridad y respeto a la ley. La otra, la Universidad del Zulia cercada presupuestariamente, con una autonomía violada, afectada por la reducción de su capital humano (docentes, estudiantes y empleados) e inerte en su rol conductor de la sociedad, camina buscando un espacio para reafirmarse.

Sí. Reafirmarse. Ese es el camino que conduce hacia la luz, tal como reza su escudo: “después de las nubes el sol”. Y es que esa esencia le ha permitido mantenerse vigente durante más de un siglo, siendo el faro guía de su sociedad, formando profesionales y generando conocimiento, como parte de su aporte al  Zulia, Venezuela y el mundo. Los gases lacrimógenos afectaron la celebración de la misa, lo acondicionadores de aire del Teatro Baralt no funcionaron, pero la academia no se detuvo. Se expresó. Así es LUZ. 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama