publicidad

¡No tengo tiempo!

José Javier Sira/Contador / @Josejsira
Una frase quizás muy común entre las personas…

El no tener tiempo para atender una u otra cosa parece ser la excusa perfecta para postergar cualquier situación en nuestras vidas, desde una formación profesional hasta una visita a un familiar o amigo. Para muchos “no existe la falta de tiempo, existe la falta de interés”.

Y es que aunque tenemos la excusa del tiempo para todo, parece que todo se solucionaría si los días durasen 48 horas.

Necesitamos activar la creatividad y motivación para hacer realidad lo que nos proponemos o por lo menos hacer realidad la mayoría de ellos. Hoy el tiempo es un recurso como el agua o el petróleo y debemos necesariamente aprender a manejarlo y/o administrarlo. Cuando queremos hacer algo somos capaces de despertar una hora más temprano, dormir dos horas más tarde, ir a un lugar aunque esté al otro lado de la ciudad y prácticamente cualquier cosa para lograrlo.

Al analizar la falta de tiempo en una situación de salud, podemos observar que muchas personas decidimos no realizar ejercicios o sencillamente ir a un lugar a caminar porque no tenemos tiempo, sin embargo, al momento de un diagnóstico médico, cuya recomendación va en sentido a la caminata diaria de 30 minutos, pareciera que por arte de magia el tiempo aparece junto con las ganas de sanarnos.

Actuamos en medio de crisis pero nos cuesta prevenir momentos críticos, esas faltas de tiempo realmente terminan activando temores ocultos y hasta estrés.

El tiempo que ya pasó, es el único en el que no podemos hacer nada, pero con el que está por pasar, cada uno decide en que maximizar su uso en: trazarse metas que generen satisfacciones o quedarnos paralizados observando cómo pasa el tiempo sin ninguna utilidad.

A veces decimos: quisiera estudiar una carrera, pero ya estoy viejo, sin embargo, el tiempo va a pasar de todas maneras, y usted estará en un lugar deseado o en el mismo donde está ahora. (Fuente www.laprensa.com.ni).

Evitar la frase “El tiempo perdido, hasta los santos lo lloran” y activemos nuestros porqué y para qué queremos hacer las cosas, pero sobre todo estemos seguros que creemos en lo que vamos a realizar y de esta manera podemos crear mejores situaciones para que nuestras metas fluyan de la manera como la esperamos.

"Un día te despertaras y ya no habrá mas tiempo para hacer las cosas que siempre has querido hacer, por eso hazlas ahora".

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama