publicidad

Desde el Alma Mater

Dra. Marlene Primera Galué / Secretaria de LUZ
Continúa la academia en LUZ

Luego de un receso, el cual por las razones de crisis eléctrica, la reconversión monetaria y las dificultades del día a día, es difícil denominarlas vacaciones, se reiniciarán en los próximos días las actividades en nuestra Universidad del Zulia, las cuales estarán colmadas de incertidumbres, comenzando por los salarios empobrecidos que se desconoce cuál será la escala para el sector universitario.

Tiempos de oscuridad y tormenta, momentos de agobiante dificultad que se trasladan a la academia y a los procesos administrativos en la universidad. Reiniciar actividades en un ambiente no cónsono con la armonía, la planificación, la distribución de recursos para solventar las deficiencias en infraestructura, no es tarea fácil para quienes llevamos la dirección desde el cargo de autoridad en todas sus instancias.

Sin embargo, motivar para la continuidad de la academia debe ser nuestro mayor norte en estos momentos. No abandonar a LUZ a su suerte de hoja al viento, por el contrario anclarla a los valores que se han mantenido a la largo de su historia centenaria: trabajo, constancia, servicio, amabilidad, cooperación.

La Universidad del Zulia como institución se preserva a través de su personal docente, administrativo y obrero para permitir que el conocimiento sea transferido a sus estudiantes que ven en ella la posibilidad del progreso y salir de esta crisis con estudio y preparación.

A los pasillos de la universidad vuelve el bullicio propio de los que transitan con amor para obtener un título y ser profesionales que aporten a la sociedad. Se llenará de esperanza y sueños para seguir adelante.

Es tiempo de reconstruir, de sostener la academia con mayor fuerza, de buscar las nubes, porque luego de ellas está el sol.

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama