publicidad

El colapso eléctrico del Zulia

Emiro Albornoz L. / Periodista / emiroalbornozl@gmail.com
Las familias viven en desasosiego por el temor constante a quedarse sin electrodomésticos ante los apagones y las subidas y bajones bruscos del sistema. No respetan las horas de descanso y de sueño de la gente

El colapso eléctrico del estado Zulia, a causa de la irresponsabilidad, la ineptitud, la incuria y la corrupción que han rodeado la grave problemática de este vital servicio, dejan al desnudo la incompetencia manifiesta de un régimen como el que preside Nicolás Maduro.

Es un verdadero dolor de cabeza para el pueblo del Zulia lo que el gobierno de  Maduro le hace con sus políticas de racionamiento y las interrupciones abruptas del servicio.

Pareciera que el régimen de Maduro, con su incapaz ministro de Electricidad, el generalote Motta Domínguez, no han sido capaces de detenerse a pensar en el terrible daño que 20 años de desinversión para la generación de nuevas fuentes de electricidad y el abandono de las políticas de mantenimiento obligado que requieren las plantas termoeléctricas construidas durante la muy vilipendiada IV República, le causan al pueblo zuliano.

Las familias viven en desasosiego por el temor constante a quedarse sin electrodomésticos ante los apagones y las subidas y bajones bruscos del sistema. No respetan las horas de descanso y de sueño de la gente, así como tampoco las que los muchachos dedican a sus estudios e investigaciones porque escogen las horas de la noche para interrumpir el fluido eléctrico.

Los hospitales, además del grave problema de desabastecimiento de medicinas y equipos, para que el pueblo reciba una buena prestación de servicio ante sus enfermedades, sufren las contingencias de los apagones, porque tampoco se ocuparon de darle mantenimiento o reponer plantas eléctricas de emergencia que son obligatorias en estos centros hospitalarios.

Muchas operaciones han debido ser terminadas de manera dramática en los quirófanos, con los médicos alumbrándose con las luces de los teléfonos celulares.

Las estaciones de servicio de gasolina también se suman al desastre gubernamental de la electricidad, porque aparte de la escasez del combustible, estas también quedan sin electricidad y tienen que suspender la provisión del mismo, alargando aún más las horas de espera para poder surtir un vehículo.

En protesta justa contra esta calamidad pública, el pueblo marchó este jueves 27 de julio para exigirle al régimen soluciones efectivas al problema. La Asamblea Nacional de Venezuela, la legítima, sesionó en Maracaibo y produjo un acuerdo deplorando el colapso eléctrico y exigiendo al régimen soluciones prácticas, y los Gobernadores opositores de varios estados vinieron al Zulia a solidarizarse con el drama que viven los zulianos.

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama