publicidad

¿Cómo llamar a quienes desangran a PDVSA?

Joise Morillo / Licenciado en Filosofía / Kao_joise@hotmail.com
PDVSA en otrora, fue la quinta empresa petrolera más importante del mundo, ahora la han convertido en la gallina de los huevos de oro, pero no para el disfrute de los venezolanos, sino en pro de crear una imagen internacionalista a la llamada revolución “bonita” del siglo XXI

Hace tres años, mediante este mismo medio, relaté que: hacía tiempo –15 años o más– se venía observando: en la calle 77, 5 de Julio, un hecho muy curioso; el asunto es que una bandada de zamuros revoloteaba en uno de los edificios –el de PDVSA¬– de la concurrida avenida. 

En el artículo expuse que se sabía que lo podrido es corrupto y, vaya que sí se ha descubierto corrupción en PDVSA. Esta empresa que en otrora, fue la quinta empresa petrolera más importante del mundo, ahora la han convertido en la gallina de los huevos de oro, pero no para el disfrute de los venezolanos, sino en pro de crear una imagen internacionalista a la llamada revolución “bonita” del siglo XXI, ahora bolivariana, la cual, aupada por el sistema opresor castro-comunista, ha convertido la política, la paz y el desarrollo de nuestro país en un caos sartreano.

¡Donde hay zamuros hay carroña o pudrición! Esta es una parábola. La naturaleza no falla y las casualidades casi siempre nos enseñan.

Llamar a quienes desangraron a PDVSA y con ello las riquezas del erario nacional, son los delincuentes de cuello blanco; creo que más que una opinión es un regaño necesario y que se merece esa cuerda de malandros que han asaltado y saqueado a nuestra industria -peor aún- dizque, investigado por el Ejecutivo espurio, insolente, resentido y mediocre actual y omitido por el de otrora, que solapados o disfrazados de demócratas, llevan un proceso de sometimiento al pueblo mediante el control total de todas las instancias políticas (fascismo), el abuso de la información –nazismo- tergiversada y falaz, donde se acusa al opositor de cuanto caos producen con su sistema de hambre y miseria (estalinismo) aunado a un populismo como émulo del despotismo del proletariado de Marx. 

Mientras, la verdad es la representación de una tiranía platónica desarrollada por ególatras, resentidos y vengativos que actúan como pródigos, defenestrando nuestras riquezas y profanando de blasfemia nuestro legado histórico bolivariano, para crearse una imagen de filántropos. Y con ello, tener el apoyo del populacho (como llamaba Hanna Arendt a la maza ignorante de las comunas de París del siglo XVIII), y el voto de países sanguijuelas para sus estrategias geopolíticas, son antropófagos; Dionisos con ansias de poder (Nietzsche).

 

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama