publicidad

Rumbo conocido y perverso

Bladimir Díaz Borges / @bladimirdiaz
En el fondo la disputa la va ganando el Foro de Sao Paulo con la anuencia de las cabezas visibles de su contraparte. Tales actuaciones son disolventes. Parecen una acción conjunta de jacobinos y bolcheviques, que es lo que siempre ha representado al mundo  como son el hambre, miseria y odios

Hoy el mundo va hacia un rumbo conocido y perverso. La acción de las izquierdas es sencillamente desbastadora. La inercia de la contraparte es suicida, irresponsable, cohonestadora y cómplice. Una de las señales más evidentes se relaciona con  los derechos colectivos o de colectivos por encima de los derechos individuales y las garantías necesarias para su ejercicio.

Ante la pregunta, ¿qué va a pasar? La respuesta es sencilla. La lucha por el poder podría derivar en grandes persecuciones a lo largo y ancho del planeta. Nadie o casi nadie se salvaría de tal destino. Lo que hoy son guerras comerciales y gobiernos tiránicos y demagógicos como los de Maduro, los Castros y Ortega, pasarán a ser de grandes dimensiones. Los holocaustos y las  hecatombes hoy focalizadas serán de magnitudes gigantescas.

Con la contraparte de las izquierdas aplicando a pies juntillas, el esquema propuesto por el manifiesto comunista de los destinos de la humanidad, no son para nada halagadores. Peor que aplicarlo es estar convencido que lo hecho es correcto.

Al respecto el maestro Mansueti (2014) lo esquematiza de esta forma, y pregunta, ¡tú estás de acuerdo con?:

1.- La “Reforma agraria”, o sea la lucha contra el latifundio: la gran propiedad rural.

2.- El “Impuesto progresivo”: o sea que quien gana más paga un porcentaje mayor de impuesto.

3.- El “impuesto a la herencia”: para tener más igualdad de oportunidades.

4.- La nacionalización de grandes empresas extranjeras, y la confiscación de propiedades privadas, por motivos de bien común.

5.- El Banco Central, para emitir la moneda nacional de curso legal, y de bancos del Estado, para orientar el crédito al servicio del público.

6.- Ferrocarriles, líneas aéreas y transportes del Estado, para ir hasta los lugares más alejados.

7.- Fábricas, fincas agropecuarias y empresas comerciales del Estado, para vender productos más baratos.

8.- Leyes del Trabajo, urbano y rural, fijando sueldos mínimos, y dignas condiciones laborales.

9.- Retenciones por el Estado de una porción de las ganancias de las empresas privadas en minería, petróleo y gas, y de las grandes haciendas agropecuarias.

10.- Educación pública y universal, gratuita y obligatoria para todos los niños y jóvenes.

Si contestas “sí” a las 10 eres  comunista puro y duro. Entre más cerca del 10 más puro y virulento.

Varios son los pilares modernos de tal cuadro. Con Einstein diríamos que la estupidez humana es infinita y las leyes económicas inexorables. La lucha por el control del mundo está signada a la disputa de las izquierdas. En el fondo la disputa la va ganando el Foro de Sao Paulo con la anuencia de las cabezas visibles de su contraparte.

Tales actuaciones son disolventes. Parecen una acción conjunta de  jacobinos y bolcheviques, lo que siempre ha representado al mundo  hambre, miseria y odios.  De nuevo vamos a un mundo dividido por los odios y los rencores, tal como en la Revolución francesa, la Revolución rusa, el nacional-socialismo y el fascismo, y la instauración de los estados totalitarios del siglo XX. El mundo dividido en odios y rencores, bajo fuertes tensiones políticas y sociales, no sé hasta dónde nos advierte y previene, contra ese afán propio de nuestra naturaleza siempre proclive hacia el mal, que hoy nos conducen a un rumbo conocido y perverso.

 

 

 

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama