publicidad

Implicaciones del fin de Unasur

Milos Alcalay / Exembajador de Venezuela en la ONU / milosalcalay@yahoo.com
Ni siquiera con los cambios políticos acaecidos en el sur del Continente, se ha podido desplazar a la burocracia impuesta, cuyos méritos, despilfarraron los recursos comunitarios con instituciones absurdas como un Banco del Sur que nunca arrancó

Con la reciente decisión del Gobierno del Ecuador de recuperar el edificio sede de Unasur, el presidente Lenin Moreno apuntala el rechazo de los nuevos gobiernos democráticos de Brasil, Argentina, Chile, Paraguay, Colombia, de ponerle el fin a una institución que se inspiró inicialmente en el sueño integracionista de Fernando Henrique Cardoso, para convertirse en un instrumento de dominación de gobiernos autoritarios quienes desviaron los objetivos iniciales de la institución  

 En efecto, FHC inicialmente convocó en Brasilia a los jefes de Estado de América del Sur para sentar las bases de una institución, orientada a consolidar la cláusula democrática, incorporar nuevos temas para el desarrollo del Sur como la infraestructura física; la integración energética y la red de  telecomunicaciones para el Sur, fortalecer los vínculos entre la CAN y Mercosur, incorporar a Guyana y Suriname, propiciar encuentros de la Comunidad Latinoamericana y del Caribe con la UE estableciéndose mecanismos de diálogo cuyo primer encuentro de Presidentes y jefes de Gobierno se realizó en Río en 1999.

 Lamentablemente ese proyecto inicial fue desviado de su ruta inicial con la llegada al poder de los nuevos gobiernos del llamado Socialismo del siglo XXI piloteados por Chávez con el asesoramiento de Fidel Castro. Ni siquiera con los cambios políticos acaecidos en el sur del Continente, se ha podido desplazar a la burocracia impuesta, cuyos méritos, despilfarraron los recursos comunitarios con instituciones absurdas como un Banco del Sur que nunca arrancó; o la quimera de una militarizada Organización del Atlántico Sur con aliados como Khadafi del otro lado del Océano, o el parapeto montado como mecanismo de observación electoral, que lo que hizo es favorecer a sus aliados para mantenerse en el poder aun fraudulentamente, gracias a la designación de observadores complacientes al gusto y a la orden de socios no democráticos, cuyo ejemplo más notable es el escandaloso mecanismo montado por el expresidente Zapatero convertido en el mejor defensor de la permanencia de Maduro en Miraflores.

 El fin de Unasur es el inicio de una nueva era y el retorno a la vigencia de los principios de integración a través de la recuperación de instituciones como Mercosur o la OEA, o el establecimiento de nuevos mecanismos de concertación política como el Grupo de Lima.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama