publicidad

El valor de la madre trabajadora

Arminda García / Profesora Titular de LUZ / arminda.garcia@gmail.com
Ser una mujer trabajadora sin duda, tiene un impacto positivo en la vida familiar, permite la realización personal en beneficio de la familia, representa un excelente modelo a seguir en el hogar, y brinda independencia económica para desarrollarse

Es indudable el rol que desempeña la mujer en la sociedad, especialmente, cuando cumple la importante responsabilidad de la maternidad, pues además representa un gran reto ante las exigencias del mundo actual, en especial, cuando debe asumir también el gran compromiso de trabajar para llevar adelante su familia.

Por otro lado, existe ese sentimiento encontrado que la llena de dudas, pues a veces se cuestiona cuando trabaja y debe luchar con la culpabilidad que le invade si debe asumir ese rol. Es necesario, aprender a equilibrar de la mejor manera el ámbito familiar y el laboral, pues sin duda, trabajar es una contribución a su  sustento y  mejoramiento  económico, lo cual además se puede traducir en superación para todos.

La mujer, ha demostrado que puede llevar adelante su compromiso de madre y trabajadora a la vez, aunque esto le exige una mejor planificación y una adecuada solución de las situaciones en torno al  hogar,  pues su familia está en capacidad  de entender cuando las madres son trabajadoras.

Algunas consideraciones que la madre trabajadora puede tener en cuenta, para sobrellevar los retos de sus compromisos familiares y  de sus obligaciones en su desempeño laboral, comprende el establecimiento de las prioridades al momento de distribuir el tiempo, dejar el trabajo fuera de la casa para brindar a los  hijos tiempo  de calidad, disponer de espacio para sí mismas, así como, tomar medidas en el hogar para velar por la seguridad de los niños en su ausencia.

Por otro lado, ser una mujer trabajadora sin duda, tiene un impacto positivo en la vida familiar, permite la realización personal en beneficio de la familia, representa un excelente modelo a seguir en el hogar, brinda independencia económica para desarrollarse, así como , la capacidad para entender  el mundo actual.

Sin duda, llevar adelante el hogar y la familia mientras se trabaja,  es un gran compromiso, que puede significar que las mujeres deban responder a las exigencias de su actividad laboral, a la vez que educan y cuidan el desarrollo de sus hijos.  

Muchas veces la dedicación al trabajo por vocación o por necesidad, llega a representar una gratificación o compensación intelectual, a la vez que contribuye al hogar con recursos económicos y  brinda  mejores condiciones de vida a sus hijos. Lo importante es que la mujer logre una armonía que le permita sentirse realizada, a través del desempeño de sus distintos roles, que sin duda, le brinda grande satisfacciones.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama