publicidad

¿Megadestrucción o megafraude electoral?

Jorge Sánchez Meleán/Economista / sanchezmelean@hotmail.com
  Llegó la hora de la unión, por encima de cualquier otra diferencia. Los venezolanos estamos obligados a restablecer la vigencia de la Constitución violada con el mayor descaro, como lo establece el artículo 333 de la misma 

Cuando el país se destruye a pasos acelerados, como lo pone de manifiesto la encuesta sobre la condición de vida en Venezuela (EncoviI 2017), al régimen solo le preocupa adueñarse de manera inmoral de la totalidad del poder, a como dé lugar. 

Así cuando la pobreza crónica más la extrema, pasó de 48,4 por ciento en 2014 a 87 por ciento en 2017, al régimen solo se le ocurre adelantar una elección presidencial, contra la opinión nacional e internacional, al margen de la Constitución y la ley. Mientras Venezuela está en estado de shock y sufrimiento creciente de la población, pues la pobreza extrema llega ya al 61,2 por ciento de la población, con el mayor cinismo y descaro, se propone hacer también, sin garantías de ninguna naturaleza, elecciones adelantadas para la AN y atrasadas para los consejos legislativos estadales y los concejos municipales. 

De esa manera, el megafraude electoral en ciernes, profundizará la megadestrucción nacional en marcha. Ante ello, los demócratas venezolanos no podemos permanecer impasibles. Llegó la hora de la unión, por encima de cualquier otra diferencia. Estamos obligados a restablecer la vigencia de la Constitución violada con el mayor descaro, como lo establece el artículo 333 de la misma. Ni la fuerza ni cualquier otro medio que no esté previsto en ella, como una fraudulenta ANC, puede burlarla. 

En consecuencia, al frente nacional que integre al país político y al nacional, que urge poner en  marcha en estos difíciles momentos, le corresponde crear conciencia ciudadana acerca del drama del país, y organizar a esa población en “estado de shock” para que reclame las violaciones descaradas a los derechos humanos a la vida, la libertad, la justicia y la igualdad, que estamos experimentando y que se agravarán en los próximos meses. 

A una dictadura marxista-militarista apoyada por una minoría sumisa, aunque respaldada, -por ahora-, por las armas de la República, hay que enfrentarla con la unión sincera de la mayoría de los ciudadanos que la rechaza. Esa mayoría cuenta, -por ahora-, con tres armas de gran importancia: la razón, la justicia y el derecho.

 Así que, a todos los venezolanos que creemos en la democracia, nos corresponde luchar con valentía, desde ese Frente Nacional, contra el megafraude electoral del régimen, que profundizará la megadestrucción nacional en todos los órdenes, que estamos viviendo. Lo demás es simplemente, prestarse a la legitimación servil de un régimen, que está destruyendo la patria de Bolívar.  

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama