publicidad

Genocidio

Kaled Yorde / Abogado / gonzalezyorde@hotmail.com
En Venezuela se cierne la sombra de someter al pueblo a una hambruna, al no permitirse la ayuda humanitaria del exterior para así no mostrar que la revolución bolivariana ha sido un rotundo fracaso

Genocidio significa aniquilación o exterminio sistemático y deliberado que llevan a cabo los grandes dictadores totalitaristas contra un grupo social por motivos raciales, políticos, religiosos, étnicos o nacionalistas. El hecho en sí implica el inexorable asesinato en masa de miles y hasta de millones de seres humanos con el fin de eliminar su presencia física de una región o un país determinado.

El genocidio es la máxima expresión de brutalidad y bestialidad que puede cometer un ser humano o un grupo de tendencia ideológica, política o religiosa fundamentalista. Se le categoriza al genocidio como crimen contra la humanidad”. En el siglo XX ocurrieron graves crímenes contra la humanidad. A la cabeza está el Holocausto nazi de Hitler contra el pueblo judío en Polonia, Alemania y algunos países circunvecinos que provocó unos seis millones de muertos, todos ellos civiles ancianos, jóvenes y niños de ambos sexos.

El segundo puesto lo ocupa el genocidio que provocaron dos de los grandes monstruos de la humanidad: Lenin y Josif Stalin en la exUnión Soviética. El tercer lugar lo ocupa el chino comunista Mao Tse Tung en los tiempos de su Revolución Cultural y el llamado Gran Salto, con un listado de 25 a 30 millones de víctimas fatales. El cuarto lugar lo ocupa el genocidio armenio cometido por el imperio Otomano a principios del siglo XX, con un costo en vidas humanas de más de tres millones de muertos. 

Siguen en ese orden los genocidios de hutues contra los tutsis, el genocidio camboyano de Pol-Pot en 1975 y su revolución comunista del Kmer Rouge, con dos millones de muertos; la carnicería de los bosnios-serbios en Sarajevo, los Balcanes, entre otros, obra por lo provocada por desquiciados caudillos mesiánicos y dictadores que con sus ansias ilimitadas de poder y de dominio han sometido a sus pueblos a grandes tribulaciones.

En estos momentos del siglo XXI en Venezuela se cierne  la sombra de someter al pueblo a una hambruna, al no permitirse la ayuda humanitaria del exterior para así no mostrar que la revolución bolivariana ha sido un rotundo fracaso. Maduro y sus cómplices deben poner mucho cuidado, no cayendo en la tentación de retar al mundo entero. Con ello le evitaría al país y a sus Fuerzas Armadas, una pronta y segura destrucción y un baño de sangre. Eso vendrá a ser lo que nos faltaba: El colmo de los colmos.-

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama