publicidad

Pobreza, política y corrupción

José Lombardi / Consultor / jjlombardiboscan@gmail.com / @lombardijose
  Pobreza, política y corrupción son conceptos que van de la mano cuando queremos entender el fenómeno de la pobreza, los estudios demuestran que los países más corruptos son los de mayor pobreza

Recientemente el papa Francisco en su visita a Perú nos recordaba lo dañino que representa para la humanidad la corrupción y al respecto afirmó lo siguiente: “la corrupción lo afecta todo” y terminó calificándolo como “virus”

Repasando el significado de corrupción me encontré con una que comparto con ustedes, por cierto, el autor es el propio papa Francisco, de su libro Reflexiones en esperanza: “No hay que confundir pecado con corrupción. El pecado, sobre todo si es reiterativo, conduce a la corrupción, pero no cuantitativamente, sino cualitativamente por creación de hábitos que van deteriorando y limitando la capacidad de amar”.

De tal manera que un corrupto es alguien que ha perdido la sensibilidad de amar y es incapaz de sentir emociones, se vuelve insensible, por eso cuando un corazón es corrupto es capaz de hacer cualquier cosa para alcanzar sus objetivos, sin importar a cuántos o quiénes se lleve por delante.

La acción de redención en estas personas se hace más complicada y difícil de alcanzar, solo en los momentos difíciles e incontrolables podrán tener la oportunidad de hacerlo, pero algunos ni teniendo la oportunidad lo hacen; recientemente disfrute la película The Wizard of Lies, protagonizada por Robert de Niro y Michelle Pfeiffer sobre la vida de Bernard Madoff, allí vemos retratado la historia de un corazón corrupto sin capacidad de redención.

Existen muchas formas de corrupción, pero no hay duda de que la social es de las peores, porque el alcance del daño que se le hace a miles de seres humanos es imperdonable. Pobreza, política y corrupción son conceptos que van de la mano cuando queremos entender el fenómeno de la pobreza, los estudios demuestran que los países más corruptos son los de mayor pobreza, evidenciando una clara relación entre estas dos variables.

La política entra en toda esta ecuación porque es a través de ella que los hombres acceden al poder, si son honestos tendremos acciones políticas honestas, no necesariamente acertadas, pero si honestas en cambio si los hombres son corruptos generaran una telaraña de vicios que infectara a toda la sociedad y es allí donde conseguimos el peor de los males, porque es cuando entramos en las crisis morales o círculos viciosos de pecado que terminan destruyendo el alma colectiva.

Para erradicar la pobreza, hay que empezar por derrotar a la corrupción y para derrotar a la corrupción es imprescindible apartar a los actores políticos y corruptos, lograr una victoria social frente a una crisis moral, requiere necesariamente la construcción de un movimiento honesto plagado de gente honesta dispuesta a luchar y dar la vida por los valores de la honestidad y la dignidad humana.

 

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama