Obispos constatan que continúa el flujo migratorio por el Darién

Julio Gutiérrez / Maracaibo / [email protected]
Representantes de las Conferencias Episcopales de Venezuela y Colombia pidieron que “se comprometan todas las entidades públicas en promover rutas seguras de tránsito, ordenadas, informadas, reguladas y que respeten los derechos humanos”

Foto: CEV

“En los pies del migrante” es el comunicado que las Conferencias Episcopales de Colombia y Venezuela publicaron la tarde de este martes, luego de las reuniones y visitas realizadas al puerto de Necoclí, en el Urabá antioqueño, acompañando a los migrantes venezolanos, haitianos y ecuatorianos en tránsito hacia Centroamérica.

Los obispos de ambos países afirmaron en el comunicado que “el flujo migratorio mixto en Urabá Darién continúa y sigue generando retos continuos para todos los actores”.

“Los migrantes y refugiados forzados por la pobreza, los conflictos políticos y de violencia, se han visto obligados a salir de sus países de origen en búsqueda de mejores condiciones de vida y de oportunidades de futuro para sus familias”, agregaron.

“La comunidad migrante, que reúne a varias nacionalidades, nos ha compartido todas las vicisitudes que deben afrontar hasta llegar a Necoclí y los temores para cruzar el denominado ‘infierno del Darién’, por las situaciones de enfermedad, robos, violaciones, accidentes, y explotación por parte de quienes ven una oportunidad de grandes ganancias económicas, sin ningún control institucional local y nacional”, también expresaron.

Rutas seguras

Ante la situación, los obispos realizaron un llamado para que “se respete el derecho a la movilidad humana, se acoja al forastero, se supere todo nacionalismo cerrado y violento, frenando toda actitud xenófoba, los desprecios y maltratos a los extranjeros”.

Exhortaron también a que “se acompañe por todos los medios, y especialmente desde la institucionalidad, o los migrantes para evitar la trata de personas, la violencia de género, la explotación laboral y sexual especialmente de niñas, niños y adolescentes”.

Pidieron, además, que “se brinden a los migrantes oportunidades para integrar la persona y la familia mediante diversos medios dignos de vida humana”.

Y que “se comprometan todas los entidades públicas en promover rutas seguras de tránsito, ordenadas, informadas, reguladas y que respeten los derechos humanos”.

La agenda de dos días, concluyó con una reunión que sostuvo la Iglesia con el grupo Inter gerencial migratorios mixtos, donde se hicieron presentes la Defensoría del Pueblo, Migración Colombia, UNICEF, OIM (Organización Internacional de Migraciones), ACNUR (la agencia de la ONU para los migrantes), Cruz Roja Colombiana, Mercy Corps y WORLD VISION.

Los temas tratados fueron la caracterización de la última ola de migrantes que se realiza con la familia extensa, incluido niños, adolescentes y ancianos; la trata de personas; la explotación sexual y laboral; los niños y adolescentes migrantes sin acompañantes.

Un punto que se resaltó fue el reconocerse como países receptores y de tránsito de migrantes.

 

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad y WhatsApp https://bit.ly/3kaCQXh . Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama