Drogan a una mujer para robarle el cabello tras negarse a venderlo

Agencias / [email protected]
Las personas que le habrían cortado el cabello a la mujer le dejaron 40 mil pesos con su hijo de 8 años

Foto: Agencias

Un extraño caso se registró la tarde del miércoles en el municipio de Malambo, Atlántico, donde una joven de 27 años fue víctima de unos delincuentes que la drogaron, todo por robarle su cabello.

Según el relato de la madre de la víctima, inicialmente unos sujetos le habrían ofrecido a la mujer comprarle su pelo, pero ella rechazó la oferta.

Sin embargo, regresaron a su casa y uno de ellos le pidió un vaso con agua, luego de ello la joven se vio en el suelo y sin recordar qué había pasado.

De acuerdo con María Varela, madre de la afectada, su hija salió a pedir ayudar de los vecinos al sentirse mareada. La joven fue llevada hasta el hospital de Malambo, donde recibió atención y le realizaron exámenes toxicológicos para determinar qué sustancia le suministraron.

Antes de huir, las personas que le habrían cortado el cabello a la mujer le dejaron 40 mil pesos con su hijo de 8 años, informó Noticias Caracol.

“Ella le da el vaso de agua y de ahí sitió que perdió el control. El hombre le empezó a cortar el cabello y ella decía que no. Cuando ya lo habían cortado le dejaron 40 mil pesos a su niño”, relató Varela en Blu radio.

Testigos señalaron que en el hecho participaron tres hombres y una mujer. Aunque huyeron fueron detenidos por la Policía, que les halló en su poder el cabello, según informó Blu.

 

¿Deseas recibir esta y otras noticias en tu celular? Únete a nuestro grupo de Telegram o WhatsApp a través de los siguientes enlaces: Telegram https://t.me/diariolaverdad  y WhatsApp https://bit.ly/3kaCQXh.  Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y en Facebook y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama