publicidad

Vinicunca es una montaña con siete colores

Desireé Casserino / diariolaverdadweb@gmail.com
La montaña ubicada en Perú fue descubierta en 2016 y se volvió tendencia en las redes sociales, por la cantidad de turistas que se animaron a visitar el lugar

Foto: archivo

La montaña de los siete colores se encuentra ubicada a más de 100 kilómetros de la ciudad del Cusco, en Perú, es uno de los lugares naturales más asombrosos del mundo.

Llamada Vinicunca o arcoíris es una formación rocosa teñida de varias tonalidades, creadas por la combinación de minerales, situada a cinco mil 200 metros del nivel de mar las laderas de la cumbre se distinguen por sus diversos colores, principalmente rojo, morado, amarillo y rosado.

Este lugar anteriormente estuvo repleto de hielo. Desde 2016 es uno de los principales atractivos turísticos de Perú.

Con solo dos años de aparición, Vinicunca se convirtió en el lugar favorito de los fotógrafos y turistas de Perú, diariamente lo visitan cerca de mil personas.

El lugar se volvió tan popular en las redes sociales que en agosto de 2017 apareció en la página web Business Insider, pues formó parte de la lista Los 100 destinos para visitar recomendados por expertos en viajes. 

Los turistas pueden recorrer la montaña mientras llegan al mirador, donde pueden tomarse la anhelada fotografía. 

Los habitantes de esta región trabajan como guías o vendedores de artesanías cerca de la montaña.

El aspecto de la montaña según un informe de la Oficina de Paisaje Cultural de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco se debe a “una compleja historia geológica de sedimentos marinos, lacustres y fluviales”.

El agua pasaba por estos sedimentos entre los períodos terciario y cuaternario, hace 65 millones de años. Con el pasar del tiempo los sedimentos formaron capas con distintos tamaños, que son las franjas que hoy se pueden observar. 

El movimiento de las placas tectónicas ocasionó que los sedimentos se elevaran y convirtieran en montañas. Con el tiempo debido a la humedad de la zona estos cerros adquirieron colores llamativos por la oxidación de minerales. 

Cesar Muñoz, miembro de la Sociedad Geológica de Perú (SGP), explicó que la composición de cada franja es diferente, son: morado o lavanda es la unión de manga y silicatos; rosado o fucsia es la mezcla de arcilla roja, fangolitas y arena; el color blanquecino se debe a arenisca y piedra caliza; verde es la unión de arcillas con ferro magnesiano y óxido de cobre; rojo es una mezcla de argilitas y arcillas; finalmente los matices pardos amarillentos, mostaza o dorado son ocasionados por limonitas, azufre y areniscas calcáreas.

En China también existen montañas de colores, específicamente en el Parque Nacional Geológico Zhangye Danxia.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama