Diario La Verdad

publicidad

Jubilados de CANTV exigen aumento de pensión y cestatiques

Daniela García / Maracaibo / dgarcia@laverdad.com
Los trabajadores desincorporados por años de servicio piden a la compañía la homologación de sus pensiones y el pago de 75 por ciento del bono de alimentación. Personal de la tercera edad protesta frente a la sede de la empresa estatal de telefonía

Foto: Archivo

Jubilados de la Compañía Anónima de Telefonía de Venezuela (CANTV) protestaron frente a la sede de la estatal, ubicada en la avenida 3Y, para exigir mejoras de los beneficios socioeconómicos que les corresponden.

Los trabajadores desincorporados por años de servicio aseguran que desde hace siete meses negocian la aprobación de cuatro puntos, de los cuales la empresa solo aprobó dos "a medias", por lo que aún queda otro par pendiente.

Mario Martínez, presidente de la Asociación de Jubilados de CANTV, indica que la compañía está en deuda con la homologación de las pensiones, así como el aumento del bono de alimentación.

El personal de la tercera edad exige el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que manifiesta que la empresa debe cancelarle como mínimo 75 por ciento del bono de alimentación de los empleados activos.

Martínez explica que los trabajadores activos cobran dos mil bolívares por concepto de alimentación, por lo que los jubilados deberían recibir mil 500, pero la compañía solo les paga 500 al mes.

"Ese monto es irrisorio, todo el mundo sabe cuánto aumenta la inflación en este país, lo que nos dan no alcanza para nada", denuncia el representante del sector.

Agrega que los ingresos del personal de la tercera edad son mínimos, por lo que requieren una homologación.

Los dos puntos que sí se aprobaron quedaron a medias, pues la incorporación de sobrevivientes al sistema de salud se hizo con un techo de 60 mil bolívares para intervenciones quirúrgicas, mientras que de la caja de ahorros los jubilados solo reciben 50 por ciento de los beneficios.

"Queremos saber qué va a pasar con los dos puntos restantes, si nos los van a aprobar o no, porque nosotros estamos dispuestos a exigir lo que nos corresponde, que son los derechos que nos han cercenado".

Deudas pendientes

Carmelo Torres, jubilado, insta a la empresa a saldar las cuentas que tiene pendientes con las clínicas, las cuáles le niegan la atención al personal debido a las deudas acumuladas.

Advierte que los trabajadores desincorporados se mantendrán indefinidamente en las puertas de la compañía, a la espera de una respuesta a sus exigencias.

11 mil 500 jubilados de CANTV hay en el país, de los cuales mil están en el Zulia

Descontentos

José Iriarte, sindicalista. "Nuestra calidad de vida está desmejorada. Tenemos un ingreso mínimo cuando la cesta básica está casi en dos mil bolívares".

José Salcedo, jubilado. "Necesitamos la homologación de la pensión y el 75 por ciento del bono de alimentación, que nos solventen nuestros problemas".

Más noticias

  • Marabinos no tienen reservas de comida en sus alacenas

    08:48am

    Marabinos afirman que no pueden ni comprar verduras para sazonar sus alimentos. Esperan que les vaya bien en el día para ir al mercado a comprar lo que su familia ingerirá. Sus cocinas permanecen vacías pese al gran gasto diario que efectúan

  • Altos del Sol Amada tiene dos semanas sin luz

    12:00am

    Son más de 52 familias afectadas desde que un transformador de los dos con capacidad de 50 kVa -que compraron con sus recursos hace tres años- explotó, ocasionando la sobrecarga del otro equipo que se averió dejándolos en tinieblas

  • Ganaderos exigen acciones contra el robo de reses

    12:00am

    Propietarios de las tierras no conciben que el Ministerio Público no haya emitido el caso a la fiscalía de Machiques. En el pueblo corren los rumores de que los delincuentes se movilizan para borrar evidencias o escapar a Colombia

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama