Consecomercio propone diálogo entre sectores público y privado

Agencias / [email protected]
Felipe Capozzolo, presidente del gremio, alertó que los comercios deben adquirir al menos 30 mil millones de dólares anuales para sobrevivir a la crisis económica del país 

Foto: Agencias

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) propone un diálogo entre los sectores públicos y privados a inicios de 2021 orientados a la recuperación económica del país tras meses de paralización productiva por la pandemia de Covid-19 y una inflación a cuestas desde 2013.

La organización sostiene que urge impulsar la producción nacional para recomponer el mercado interno y el mercado internacional, bajo lo que denominó la Marca País. 

El presidente del Consejo, Felipe Capozzolo, informó que es necesario llegar a una economía que se ubique en por lo menos 30 mil millones de dólares anuales, y que lograrlo requiere un esfuerzo constante de todos los sectores durante la próxima década.

Esta reactivación de la producción nacional que propone la organización una vez haya un diálogo entre sectores, también contempla la entrada de financiamiento externo sobre todo para pequeñas y medianas empresas (pymes), de al menos cinco mil millones de dólares, como resultado de un encuentro entre visiones políticas.

“Estamos seguros de que organismos multilaterales tienen esa cifra y que pueden perfectamente aportar a Venezuela, solo que entendemos que no saben a quién dárselos, ni cuál es el mecanismo correcto para que el dinero llegue a donde debe llegar”, dijo el empresario.

La producción petrolera en Venezuela disminuyó cada vez más en los últimos años. Hoy, el país produce 367 mil barriles de petróleo por día, de acuerdo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). 

Capozzolo explicó que en el país hay cada vez menos producción y más importación de productos, lo que genera presión cambiaria e inflación que se traduce en disminución del poder adquisitivo del venezolano, dolarización de facto, aumento de la informalidad económica y una remarcada desigualdad social. 

Capozzolo informó que la dolarización de facto en el país aumentó 80%, y en medio de eso también aumentaron las brechas entre quienes tienen acceso a las divisas y quiénes no. 

“Tenemos que abocarnos a cerrar las brechas tan grandes que tenemos en el país, entre el que tiene y puede y el que no tiene nada, es algo a lo que tenemos que ponerle fin, y para hacer eso no va a venir ningún mesías”.

También informó que se estima que el aumento de la inflación para finales de 2020 sea de dos mil por ciento, “las cifras están ahí para recordarnos que debemos cambiar, que tenemos que hacer un esfuerzo por recuperar el país”, dijo.

De ahí la propuesta de reconstruir el producto interno del país basado en el consumo de productos nacionales que sean competitivos en el mercado internacional para que puedan trascender fronteras. 

“Para eso necesitamos que el Estado venezolano a través del Ministerio de Comercio se convierta en el principal embajador”.

Advierte que la seguridad es otro tema importante para recomponer la economía, por lo que el Estado debe contribuir con prevenir y sancionar todo acto delictivo como robos y extorsión, que atente contra las empresas y los productos o servicios que ofrecen.

Fin del esquema 7+7

Consecomercio propone suspender definitivamente el esquema 7+7, pues la paralización económica por la pandemia de Covid-19 afectó al 90% y entre el 20 y 30% de ese porcentaje no podrá abrir sus puertas nuevamente o debe replantear su negocio o cambiar de sector para sobrevivir.

“Lo importante para el comercio en este momento tan difícil es buscar prevalecer, y poder trabajar y hacer ventas en diciembre puede hacer la diferencia entre lograr prevalecer y abrir santa maría en enero o no poder hacerlo”, dijo Capozzolo.

El organismo opina que el esquema 7+7 se aísla de la realidad sanitaria y económica del país.

 “Estamos convencidos de que ya es una herramienta que no tiene nada que ver con la situación que está sucediendo, la estrategia tiene que cambiar, es muy difícil para las empresas adaptarse a esa intermitencia, tenemos que superarla y llegar a una estabilidad de producción”, dijo.

El empresario explicó que los sectores priorizados demostraron que sí se puede trabajar de forma continua en medio de una alarma sanitaria, “y lo hicieron de manera segura para garantizar el producto puesto en el anaquel”.

Señaló que para Consecomercio ha sido un año duro, pues iniciará el 2021 casi en cero, luego de los esfuerzos para llevar a los emprendedores del emprendimiento a la empresarialidad.

 Apuestan por seguir construyendo un muro de contención para que los empresarios no migren hacia la informalidad que va en aumento. 

“Cada vez que un empresario se va a la informalidad se pierde un hombro, una mano amiga para sostener el país”, dijo.

Capozzolo advierte que, si el año que viene Venezuela comienza a caminar sobre mayores libertades económicas, se puede lograr un crecimiento mínimo del Producto Interno Bruto (PIB) nacional en algunos sectores económicos de la mano de políticas públicas por parte del Estado que protejan y no asfixien la actividad comercial.

 

Fuente: Correo del Caroní 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama