publicidad


Debacle petrolera se potencia con refinerías que medio funcionan

Agencias / Maracaibo / diariolaverdadweb@gmail.com
Venezuela cuenta con una importante infraestructura petrolera que se ha venido a menos. Las pruebas del deterioro de las refinerías del país se evidencian en la caída de la producción en más de 60% y en la escasez de gasoil, gasolina y gas doméstico

(Foto: Agencias)

La escasez de gasolina se hizo presente en todo el país. Llegó hasta Caracas, la cual había estado “blindada” pues el chavismo se cuidó mucho de que la capital de Venezuela no sufriera los problemas de los servicios públicos. El desabastecimiento de combustible y de gas es la muestra palpable de los problemas operativos de Pdvsa, principalmente por la poca capacidad de producción de las refinerías locales.

El Complejo Refinador de Paraguaná (conformada por Amuay y Cardón) Bajo Grande en el Zulia, el Complejo Petroquímico de Jose, la Refinería El Palito y la Refinería San Roque están operando a menos de un tercio de su capacidad instalada, mientras que Venezuela ha importado cada vez más productos para cubrir el mercado local.

La situación de las seis refinerías de Petróleos de Venezuela es bastante grave, afirmó Rafael Quiróz, economista y experto petrolero. Indicó que tienen en su totalidad capacidad para procesar 1 millón 300 mil barriles de petróleo diariamente. Pero en estos momentos, apenas pueden producir un tercio de ese total. En este porcentaje figuran aceite para motor, grasa, gasoil, gasolina y fuel oil, porque apenas se están procesando 205 mil barriles diarios (bd) de petróleo. Es por ello que hay que recurrir a la importación de combustible para atender la demanda nacional.

Pdvsa ha regresado al nivel de producción de hace 75 años”, afirma Quiróz .

En junio de 2018, la administración de Nicolás Maduro dijo que implementaría un plan para aumentar la producción de crudo en 1 millón, pero desde esa fecha hasta ahora las cifras no han podido superar los 950 mil bd.

La falta de mantenimiento, la caída de las inversiones, la renuncia de personal capacitado, la migración, las irregularidades de los contratos suscritos con otras naciones y empresas de servicios y la corrupción son los factores que han contribuido al deterioro de la infraestructura petrolera nacional, que ha empeorado por las sanciones de Estados Unidos a Pdvsa.

Las fallas de refinación de la empresa dispararon las importaciones venezolanas. Durante 2018, Pdvsa compró en el exterior 253.000 bd de petróleo, nafta, gasolina y diésel, lo que representa un máximo histórico y un incremento de 40% en comparación con los 180.250 bd adquiridos en 2017, según cifras internas de la estatal obtenidas por Reuters. Tras las sanciones, las compras externas continuaron pero a menor medida.

Paraguaná en proceso de extinción

El Complejo Refinador de Paraguaná ubicado en Falcón llegó a ser la instalación de su tipo más grande del mundo, luego que el 1° de agosto de 1997 se fusionaran las refinerías de Cardón y Amuay para conformar el centro refinador más importante del planeta en cuanto a tamaño y tecnología.

Con una capacidad de procesamiento de 940 mil barriles al día, el CRP fue tomado como referencia internacional, no solo por la importante infraestructura, sino por los altos estándares de calidad que existían al momento  de despachar el producto.

En 1998 surge un cambio político en Venezuela. Las elecciones presidenciales son ganadas por Hugo Chávez Frías. En 1999 toma posesión de la presidencia de la República e inicia una serie de cambios enmarcados en el modelo socialista.

Para el secretario de Profesionales y Técnicos Petroleros de Venezuela y secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos de Falcón, Iván Freites, quien inició su trayectoria en los años 80 dentro de Pdvsa.

La debacle arranca al momento de introducir “políticas nefastas” en los diferentes espacios laborales, con la consigna de acabar con el presunto monopolio que mantenía Estados Unidos sobre la estatal.

20 años después, los resultados están a la vista de todos. Un complejo en evidente abandono, sin inversión, con fallas de mantenimiento de plantas, con escasez de personal especializado y con índices en procesamiento de crudo que a duras penas sobrepasa los 100 mil barriles diarios en las refinerías Amuay y Cardón.

Según las cifras que maneja el vocero sindical, antes del año 2000 se producía en Venezuela un total de 350 mil barriles de gasolina por día, de los cuales 200 mil bd eran para consumo de los venezolanos y a su vez se exportaban 150.000 bd.

“Hoy esta exportación está en cero y nos hemos convertido en importadores. Es decir, que ahora para poder cubrir la demanda nacional tenemos que traer de afuera 170 mil barriles de gasolina por día”.

Aunado a esto persiste una situación de saqueo en el CRP, que de acuerdo a las declaraciones de Freites, es promovido por el Gobierno nacional.

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama