publicidad

Resurgen largas colas en la gasolineras de Maracaibo

Roxy Díaz/ Maracaibo/ diariolaverdadweb@gmail.com
Varias estaciones de servicio de gasolina se encuentran colapsadas de vehículos debido a las constantes fallas en el servicio eléctrico y en el suministro

Foto: María Fuenmayor

En distintas estaciones de servicio del estado Zulia la preocupación y el desespero se hacen presente. Las largas colas de vehículos aguardan más de 10 horas para poder abastecerse del preciado combustible ante la incertidumbre que ha generado el apagón nacional, efectuado el 7 de marzo. 

Durante un recorrido por varias estaciones de servicio de la ciudad, donde ciertamente se comprobó el resurgimiento de largas colas, en las estaciones que aún se encuentran abiertas, ya que cuentan con plantas eléctricas. 

“Este drama no se va a acabar jamás, pero ya nosotros los conductores nos acostumbramos nuevamente a estas insoportables colas para surtirnos de combustible”, expresó Luis Fernández, quien se encontraba en la cola de la gasolinera en la estación de servicio de Bella Vista. 

Benito Bastidas, bombero de la E/S Popular de Bella Vista de Maracaibo, aseguró que la agudización de los apagones en las últimas semanas han hecho que las colas sean muy largas. 

Las gasolineras ubicadas en las avenidas Delicias, Bella Vista y Veritas registraron el mismo escenario de largas colas de carros.

Algunas de las E/S en Maracaibo no cuentan con plantas eléctricas, debido a esto se ven obligados a dejar de surtir gasolina a los usuarios que se encuentran desde tempranas horas de la mañana en las estaciones. 

Trabajadores del transporte público relatan que ellos son los más afectados con la situación del servicio eléctrico y del combustible. Así lo reclamó Windows Rodríguez mientras hacía cola en la estación de servicio Delicias: “Aquí pierdo mucho, me tomo hasta más de cuatro horas para echar gasolina. A veces lo que hago es venirme de madrugada a hacer la cola, pero si la luz te deja surtir, porque ahora con este problema de los apagones, dígame usted qué se puede hacer”. 

Por otra parte, trabajadores de los supermercados, de medios de comunicación, entre otros, se unen a la lista de los afectados con esta problemática. Daniel Uzcátegui, trabajador de una venta de licores, ve la situación muy complicada. "Aquí uno se tiene que acostumbrar a caminar, porque ya ni transporte público hay, debido a la escasez de combustible, y si encuentras gasolina, no hay luz. En mi caso tengo semanas yéndome a pie, porque si antes no había transporte, ahora menos. Todos están en la cola de la bomba o no trabajan porque no lograron surtir gasolina".

Las largas colas que se suscitan en Maracaibo, son consecuencia de los múltiples apagones diarios que sufren los marabinos. Además de colas en las gasolineras se confirmó mediante un funcionario, que la mayoría de las estaciones de servicio cuentan con oficiales para resguardar la seguridad de los bomberos y usuarios.

 

 

Más noticias

  • Conviasa podrá en marcha aeronave para carga comercial

    19/07/2019 03:38pm

    El Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa) pondrá en marcha la aeronave Grand Cessna Caravan YV2969 para fortalecer el servicio de carga internacional, informó el presidente de la aerolínea, Ramón Celestino Velásquez Araguayán

  • Banco del Tesoro suspenderá 10 horas sus servicios electrónicos

    19/07/2019 03:34pm

    El Banco del Tesoro suspenderá este fin de semana, por un lapso de 10 horas, su servicio de pago electrónico, con el objetivo de optimizar la plataforma digital de la institución financiera

  • Petróleo venezolano cierra la semana en 60.70 dólares

    19/07/2019 03:21pm

    El precio promedio del barril de petróleo venezolano cerró este semana en 60,70 dólares (417,07 yuanes), luego de perder 19 centavos de dólar con respecto al viernes precedente

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama