publicidad

Apagón de 17 horas colapsó a Maracaibo

Redacción Web
Desde la noche de este domingo numerosos sectores de Maracaibo permanecen sin luz. En algunos casos la falta de servicio inició a las 7.30 de la noche y a las 11.00 de la mañana de este lunes aún no se había restablecido

Lo que comenzó como un racionamiento más, se transformó en un verdadero colapso que mantiene a la ciudad parcialmente paralizada. Aproximadamente a las 9.00 de la noche una lluvia provocó el estallido de varios transformadores y una explosión en la subestación de Veritas.

El incidente que fue captado en video y viralizado a través de las redes sociales, sumió a gran parte de la capital zuliana en la oscuridad. Las imágenes de un resplandor de color azul verdoso y otro naranja causaron gran confusión y alarma entre los marabinos.

En horas de la mañana de este lunes los pocos comercios que habían abierto sus puertas no habían podido iniciar operaciones ya que los puntos de venta no tenían contacto con las entidades bancarias. Otros locales mostraban a su personal esperando en sus afueras el restablecimiento del flujo eléctrico, mientras que en los peores casos el ausentismo era total ya que muchas personas parason la noche en vela o no recibieron agua debido a estragos inherentes a la crisis.

Cerca del la hora del estallido en la subestación de Veritas Corpoelec difundió a través de sus redes sociales una notificación informando que cuadrillas técnicas ya se encontraban trabajando en la restitución de la electricidad lo antes posible.

{twitte}https://twitter.com/CorpoelecZulia_/status/988223900998922241{/twitter}

Entre los sectores que aún se mantienen sin luz destacan La Lago, Ziruma, Valle Frío, el centro de la ciudad, San Jacinto, El Pinar, sector Paraíso, Los Olivos, Lago Mar Beach y la avenida 48 de San Francisco.

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama