publicidad


El Barcelona de Messi tiene cara de Anfield

Redacción Deportes / Maracaibo / diariolaverdadweb@gmail.com
Messi desaparece una vez más ahora en el templo de Maradona. El gol de Griezmann maquilla otro mediocre partido del Barça fuera de casa en Champions

(Foto: Agencias)

 Tal vez, las palabras de Leo Messi se profetizan cuando la semana pasada declaró en una entrevista que actualmente el Barcelona no tenía equipo para ganar la Champions, influyera más de lo que creemos en el ánimo del vestuario.

 Es eso, o que la pulga tuviese más razón que un santo. En todo caso, el Barça salió a jugar a San Paolo cohibido y chorreado. La timidez llegó de entrada desde el banquillo, donde se esbozó una alineación y un planteamiento al estilo del gol de los mil pases.

El FC Barcelona logró ayer rescatar un empate frente el Nápoles en un encuentro que se puso en contra con el tanto inicial de Mertens. Aunque finalmente Griezmann puso el (1-1) final en el resultado, lo cierto es que los azulgranas jugaron un partido gris donde no gozaron de un gran juego ni de ocasiones.

A lo Valverde

Un plan de juego que parecía “desterrado” desde el día en el que se usó ese argumento para decapitar a Valverde. Pero pasa el tiempo y siguen en las mismas.

Setién envió un mensaje nefasto con su once, donde el Nápoli interpretó claramente al punto que se fue apoderando del partido hasta que Mertens dejó al Barça en la lona. Durante unos minutos volvieron los fantasmas de Roma y Liverpool, hasta que Setién rectificó, hizo entrar a Arthur, el juego del equipo recuperó algo de dinamismo, y alcanzó al menos para el gol del empate.

Esta situación pone en alerta a los culés, pues aunque se llevan un buen resultado al Camp Nou, parece complicado que el equipo pueda llegar muy lejos si no se produce una clara mejoría en el campo. Para colmo la plantilla es realmente corta y el propio Busquets se encargó de lanzar un dardo a la planificación que ha habido alrededor del combinado.

Con Rakitić y Vidal en el centro del campo y Umtiti como central en lugar de Lenglet, el Barça salió a jugar bajo la premisa de que pasara el tiempo sin que pasara nada. Ayudó a este escenario que el Nápoles no adelantara su presión y dejara que el Barça se perdiera de nuevo en un carrusel de pases inútiles en zonas del campo sin trascendencia alguna.

Solo el curso de los acontecimientos sólo podía cambiar mediante un error que facilitara el trabajo al contrario y éste cayó del bando blaugrana. Junior controló mal un balón rifado por Piqué, Zielinski aceleró el juego y se la pasó a Mertens que batió a Ter Stegen después de que Semedo le invitara cortésmente a que probara su disparo favorito.

La suerte acompañó

Corrió riesgo el Barça de pegarse otro batacazo de gran calado moral, pero el tanto de Griezmann y las paradas de Ter Stegen mantuvieron la nave a flote.

El Barça se encontraba con que había tirado por la borda 30 minutos de partido y ya iba perdiendo por 1-0. Ni por esas cambió el guión, siguió la posesión inane sin acercarse ni por asomo a la puerta de Ospina.

Era una reedición casi exacta del partido de Liga que jugaron en Valencia. Y como en Mestalla, la cosa pudo haber sido peor porque tras un lío en el área del Ter Stegen estuvo a punto de hacer el segundo antes del fin de la primera parte.

En el inicio de la segunda Busquets vio la tarjeta que le impedirá jugar la vuelta. Mertens se retiró lesionado, pero Gattuso no quiso especular a pesar de la ventaja y sacó a Milik mientras que en el Barça ingresaba Arthur en el terreno de juego en un intento de buscar algún pase que Messi pudiera llevarse a la bota.

Pero fue Busquets el que habilitó con un gran pase una subida de Semedo cuyo centro fue rematado a bocajarro por Griezmann, el Barça parecía que finalmente entraba en el partido a los 57 minutos.

Pero incomprensiblemente, el equipo culé se tuvo que aferrar a su portero, que con dos paradas ante Insigne y Callejón evitó el segundo del Nápoles, que reaccionó con rabia al tanto blaugrana.

Tras esos dos sustos trató de asentarse en el campo, pero acabó sufriendo al ser expulsado Vidal, otro que no jugará la vuelta y lesionarse Piqué.

¿Podrá los de Messi superar lo ocurrido en estos últimos dos años?

Nivel Bajo

Uno de los problemas más graves del Barça no es solo que tiene a pocos efectivos sino que además tiene a varios futbolistas muy por debajo del nivel deseable. El caso más evidente es sin duda el de Junior Firpo, que ayer evidenció en su debut en la Champions que está todavía muy verde para una competición de este nivel.

Es obligado volver a preguntarse, por enésima vez, si no hubiera sido más fácil quedarse con Cucurella, que encima es de la casa. El caso de Rakitic es paradigmático: se queja cuando no juega pero es incapaz de responder a las oportunidades que se le dan.

Umtiti demostró ayer que no ofrece garantías para un gran partido, y cuesta entender por qué Setién volvió a priorizarlo por delante de Lenglet. Para rematar el cuadro, una tontería de Arturo Vidal (una entrada a destiempo) sumada a una tontería mayor (un enfrentamiento con un rival) le valieron al chileno dos tarjetas amarillas tan justas como absurdas.

La niñería de Vidal deja al Barça en cuadro con solo 13 jugadores del primer equipo para el partido de vuelta. Que el Barça tenga que afrontar un partido de vuelta de octavos con tan pocos futbolistas es un síntoma inequívoco de lo mal que se ha hecho las cosas en este club en los últimos meses.

¿Qué le queda?

Lo cierto es que el Barça es hoy un equipo mermado, en el que afloran problemas graves de planificación (como denunció abiertamente Busquets al final del partido), que tienen al equipo en cuadro en todas las líneas.

En estos momentos el único plan del Barça es sobrevivir, agarrarse a Messi y en caso de que no aparezca, encomendarse a cualquier jugada aislada. Sea por juego, sea por planificación o por la falta de efectivos, el diagnóstico es claro: así es casi imposible ganar la Champions.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

 

 

 

 

 

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama