Diario La Verdad

publicidad

Crisis batea a la fanaticada

Douglas Fuentes / Maracaibo / noticias@laverdad.com
El Ministerio de Deporte, SUNDDE y las ocho novenas de la LVBP trabajarán en conjunto para intentar que el valor de los servicios de comidas y bebidas en los estadios se ajusten al golpeado bolsillo de los venezolanos 

Posiblemente no se vean muchos partidos a casa llena estad temporada. (Foto: Archivo)

Con la fanaticada a la mesa, la temporada de béisbol venezolano que arranca el próximo 10 de octubre está servida. Los espectadores más asiduos al campo sacan sus cálculos y reconsideran sus presupuestos para disfrutar solos, en familia, o en grupo de los partidos más esperados del playball, en el estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.  

Los tiempos en los que ir al estadio era un pasatiempo, una manera de olvidarnos de todo y vivir alrededor de dos horas y media un ambiente meramente beisbolero en medio de la algarabía de los fanáticos, tristeza y discusión sana en las sillas, laterales o gradas. Esos tiempos parecen cada día ser mayor parte del pasado que del presente debido a la inestabilidad económica y social del país. Y es que el precio de las entradas es la mayor preocupación de los fanáticos.

En búsqueda a esa solución para los aficionados, Pedro Infante, ministro para la Juventud y Deporte, el Instituto Nacional de Deporte (IND), y los ocho equipos de la pelota criolla representados cada uno por un miembro de la gerencia, se reunieron este martes para buscar alternativas respecto a la crisis que atraviesa el país, sin perjudicar el bolsillo de los aficionados de quienes dan color y pasión al béisbol venezolano.

“Entendemos la preocupación de los fanáticos ante el detalle del precio de las entradas. Y por ello la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE) y el Ministerio de Deporte nos reunimos para analizar el tema del costo de la boletería y garantizarle al pueblo venezolano la entrada a un precio y así poder disfrutar del béisbol venezolano tranquilamente", expuso Infante en un comunicado de prensa. 

¿Sillas vacías?

Los fanáticos prevén otro nuevo “golpe al bolsillo”, lo que implicará que los estadios para esta temporada cuenten con poca afluencia de aficionados debido al factor económico. Y es que algunas personas apasionadas al béisbol no titubearon y en expresaron su descontento al tener una idea de cuánto puede costar una entrada y sus respectivos abonos. 

La coyuntura arranca a los fanáticos ciertas comodidades que hasta el año pasado eran aún accesibles, como los abonos, una tarjeta prepagada que garantiza un puesto fijo durante la temporada, y que hoy constituye un lujo.

Alicia Almeida, residente de la zona sur de Maracaibo y fanática de las Águilas, comenta que “siempre voy al juego inaugural, pero creo que con estos aumentos inminentes prefiero quedarme en la comodidad de mi hogar y me ahorro además el taxi”.

Mientras que José Sánchez considera que no será fácil ir con su familia al estadio como de costumbre lo hace. "Si voy a un juego de Águilas será porque en ese momento pueda tener un dinero extra, porque lo que gano no me da basto y aunque no sé en cuánto pueda estar una entrada, me atrevo a asegurar que será el triple del costo del año pasado, sino más”, aseguró. 

Abonos por los cielos

El equipo de las Águilas del Zulia siempre se ha caracterizado por “cuidar el bolsillo” de los fanáticos, según dijo uno de los gerentes de la organización que prefirió no identificarse. “Y tomando en cuenta eso, estamos haciendo un esfuerzo para que este año no sea la excepción y el aficionado zuliano pueda ir al estadio y disfrutar del juego de pelota”, señaló el gerente.

Sin embargo, hace un par de meses, el actual campeón del circuito, las Águilas del Zulia, publicó los precios para abonados de cara a la nueva zafra, dejando atónitos a propios y extraños. 

El equipo zuliano, en la temporada pasada cuyos abonados más costosos eran las sillas VIP y sillas abajo del estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo a un precio de 59 mil bolívares, rompió las mentes de algunos de los fanáticos al colocar esos puestos en 469 mil 500 bolívares, lo que representa un aumento del 796 por ciento.

Para resumir, un venezolano promedio, para adquirir un abono de las Águilas, deberá invertir cinco meses de su sueldo mínimo, que en el país se estaciona en 97 mil 531 bolívares, y eso solo hasta diciembre, cuando se completa la fase regular del campeonato, es decir, el mismo no incluye los juegos de unos hipotéticos playoffs. 

 

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama